Jaime Lluch

Punto de vista

Por Jaime Lluch
💬 0

La Junta y los economistas

Los miembros de la Junta de Control Fiscal a cargo de los asuntos económicos y fiscales más fundamentales de Puerto Rico, y uno pensaría que en vista del absoluto control que tienen sobre la economía isleña, que habría entre los miembros de la Junta varios con doctorados en economía y una larga experiencia investigativa sobre los efectos sociales y políticos de planes de ajuste fiscal, y desarrollo económico en sociedades en vías de desarrollo. Incluso alguno con un doctorado en sociología o en ciencia política que estudie la economía política del desarrollo en países menos desarrollados. Pero, no: entre los miembros de la Junta de Control Fiscal sólo hay uno con un doctorado en economía.

¿Por qué esto es importante? Vamos a presuponer por un momento que la Junta opera de forma racional y responsable: uno esperaría que sus proyecciones y sus propuestas sobre desarrollo económico deben de estar basadas en estudios económicos y sociales de gran rigurosidad, para poder llevar a cabo su supuesta misión con seriedad profesional.

Como nos explica la obra reciente de Binjamin Appelbaum (2019), en Estados Unidos entre 1969 y 2008, ha sido el período de gloria de la profesión económica, cuando los economistas se convirtieron en una élite en los más altos niveles del gobierno federal. Economistas que profesaban un dogma sobre la magia y la gloria del mercado como Milton Friedman y la escuela de Chicago llegaron a dominar el pensamiento económico (Appelbaum 2019). Desde Adam Smith hasta Milton Friedman y Paul Volcker, la recomendación de los economistas a los políticos era unidimensional: enfocarse en el crecimiento, sin considerar aspectos sociales. Los economistas también desarrollaron una relación muy estrecha con la élite corporativa.

Los economistas en Estados Unidos se encuentran divididos entre la escuela de Chicago (que favorece los mercados en todo) y la escuela de Cambridge, MA. (más favorable a un papel para el estado). En realidad es poca la diferencia entre las dos escuelas pero existe (Appelbaum 2019).

La Junta de Control Fiscal no es una entidad muy transparente y lo que se ve del récord público es muy limitado. Pero de los siete miembros de la Junta, solo el Dr. Andrew Biggs es un economista con doctorado. Del récord público se desprende que el Dr. Biggs ha tenido vínculos con el American Enterprise Institute y el Cato Institute, dos conocidos “think tanks” de derechas: podemos decir que el único economista con doctorado de la Junta está más cercano al polo de la escuela de Chicago que la de Cambridge, MA. Además, no creo que la Junta contrate a economistas como Paul Krugman o Joseph Stiglitz, más bien el perfil es el de la escuela de Chicago. Esto es nefasto para Puerto Rico: especialmente los economistas de la escuela de Chicago (entre 1969-2008) han propulsado una visión del mundo político donde lo que hay es transacciones entre individuos (y no intereses diferenciados entre grupos sociales) y la sociedad es una plácida planicie donde grandes corporaciones y Usted y yo estamos en el mismo plano, y no existe ni la historia ni el contexto social (Appelbaum 2019).

Así es como llegamos a una Junta de Control Fiscal que en Puerto Rico quiere cortar las pensiones exiguas de los maestros, y exige una reducción adicional de $71 millones en el presupuesto de la Universidad de Puerto Rico para el próximo año fiscal.

Otras columnas de Jaime Lluch

miércoles, 23 de octubre de 2019

¿Por qué la indignación en Catalunya?

Más allá de lo jurídico, en realidad la indignación masiva se debe a que todo este drama es algo que tenía que resolverse a un nivel político, plantea Jaime Lluch

jueves, 17 de octubre de 2019

¿Cómo nos ve el Supremo?

Los jueces del Tribunal Supremo federal deciden sus casos a base de su identificación personal con los grupos sociales y políticos que serán afectados por los casos que ellos deciden, escribe Jaime Lluch

martes, 15 de octubre de 2019

Catalunya: justicia arbitraria

Jaime Lluch explica por qué el delito de sedición no se configura en el caso de activistas catalanes independentistas

viernes, 4 de octubre de 2019

El autonomismo estático

El caso de Puerto Rico es un enigma: uno esperaría un gran crecimiento en el soberanismo en vista de nuestro status hiper-estático, opina Jaime Lluch

💬Ver 0 comentarios