Rosa Mercado

Buscapié

Por Rosa Mercado
💬 0

La lluvia

“La lluvia vuela sobre las alas de las mariposas”. Es un verso de una poeta puertorriqueña cuyo nombre no viene al llamado de mi memoria.

Cuando llueve, pasa la vida y no pasa nada. Mi gata Luna acudió a su cita de las tres de la tarde con el rayo de Sol. Siempre se encuentran frente a la puerta del balcón. Él se cuela entre las ramas de los árboles de lo más coqueto, y ella se deja acariciar quietecita hasta quedarse dormida. Pero llovía y el Sol no llegó a su cita con Luna. Ella lo esperó, puntual como la muerte, y al no verlo llegar me mira como quien dice: “él se lo perdió”, pero el gesto altivo esconde un no sé qué de tristeza.

“La lluvia vuela sobre las alas de las mariposas” y mientras veo en la pantalla del celular a la hija cuidadora que asesinó a su madre. La miro y me convenzo de su callada desesperación. Hay un ejército de cuidadores luchando cada uno una batalla en la más profunda soledad. La soledad que viene acompañada por la indiferencia.

Son invisibles para sus hermanos, para sus allegados, para los vecinos y para la sociedad. Hay un ejército de hijos con amnesia selectiva, como si hubieran nacido de una mata de plátano. Se les olvida que los hijos tienen una obligación legal y moral de cuidar de sus padres conforme a sus medios de fortuna. Pero somos una sociedad hipócrita. Nos duele mucho llamar las cosas por su nombre.

Llega el Viernes Santo. Las iglesias y las playas compiten por la muchedumbre. Para el cuidador no hay Viernes Santo, ni playa ni iglesia. Esos son lujos a los que renunció. Como al lujo de dormir tranquilo, de tener paz. De vivir su vida.

¿Qué tal si lo relevas hoy viernes? Asume tu responsabilidad. Dale un receso. Déjalo ver volar la lluvia sobre las alas de las mariposas.


Otras columnas de Rosa Mercado

miércoles, 6 de marzo de 2019

La soledad de los muertos

Rosa Mercado critica el retraso de los trabajos en Ciencias Forenses

💬Ver 0 comentarios