Antonio Quiñones Calderón

Punto de vista

Por Antonio Quiñones Calderón
💬 0

La papeleta de San Juan

Si fuera apostador –que no lo soy– mis pesetas estarían arriesgadas a una papeleta por la alcaldía de San Juan conformada por los actuales senadores Miguel Romero, en la columna del Partido Nuevo Progresista, y Rossana López, en la del Partido Popular Democrático. Los resultados de La Encuesta de El Nuevo Día y la observación desinteresada de los movimientos de base en ambas formaciones políticas me llevan a esa lectura.

En primer lugar, la ventaja de la senadora López sobre el licenciado Armando Valdés, al altísimo nivel de 24 puntos porcentuales (51% ella y 27% él), difícilmente (no estoy diciendo que imposiblemente) podría ser superada por Valdés. A la figura de aliento que representa contar con el apoyo real, y simbólico también en la política, de más de 50% de respaldo, lo que tiene que estar celebrando la senadora, es de rigor agregar que, si no ha ocurrido ya, en unos días ella toma el mando –político, administrativo y electoral– de su partido, lo que deja en una considerable desventaja a Valdés, quien, por lo demás, cometió un error de juicio al no competir por esa presidencia. Aunque, a lo mejor, no fue tal error si no un conocimiento interno de parte suya de un resultado adverso en esa otra, digamos, primaria interna entre los populares de la capital. Agréguese a eso, la presencia e influencia de la senadora López desde su escaño en el Capitolio, que, sin lugar a dudas, aprovechará de ahora a junio del año que viene para afianzar su liderato y su campaña para la nominación por la alcaldía capitalina.

En el otro lado de la ecuación, el del Partido Nuevo Progresista, refleja La Encuesta un empate estadístico entre el senador Romero (34%) y la también senadora Zoé Laboy (37%), con una diferencia entre ambos, de tres puntos porcentuales, similar al por ciento de adeptos del partido que dijeron no estar seguros a cuál de los dos respaldar. Hay, sin embargo, unos datos que tienen que tomarse en consideración seria al momento de atisbar la composición de la papeleta del Partido Nuevo Progresista en San Juan. Romero –quien ha sido el único en anunciar formalmente su aspiración por la alcaldía– cuenta con el sólido respaldo de cuatro de los cinco presidentes de precintos de San Juan, incluyendo tres de los cuatro representantes (descartado Eddie Charbonier, quien sigue considerando retar a Romero). Además, está el factor de “amarre” de adeptos que Romero ha venido capturando a lo largo de su campaña. Si finalmente Laboy se lanzara al ruedo, una primaria entre tres, decididamente solo ayudaría a fortalecer la precandidatura de Romero. Que entonces contaría con el respaldo de las maquinarias de los presidentes de los cinco precintos, incluyendo entonces al exrepresentante José Luis (Nuno) López, a quien se menciona insistentemente como favorito para la nominación por el precinto 1 de la capital, histórico bastión estadista, y quien volvería a la Cámara de Representantes para llenar la vacante dejada por Charbonier.

Otras columnas de Antonio Quiñones Calderón

martes, 1 de octubre de 2019

Complicaciones para el PPD en 2020

Antonio Quiñones Calderón analiza la contienda por la candidatura a la gobernación en el Partido Popular

sábado, 28 de septiembre de 2019

Gigi, el nuevo objeto de protesta

La decisión de Gigi Fernández es no solo simbólica, sino también un ejercicio para advertir y alentar a los ciudadanos estadounidenses residentes aquí de la dura batalla que resta en el camino hacia la igualdad política, dice Antonio Quiñones Calderón

viernes, 13 de septiembre de 2019

Integridad y reputación

¿Por qué Elías Sánchez no aprovecha esta oportunidad de oro que se le presenta, entregando su celular para que se confirmen sus reiteradas alegaciones de no temer a investigación alguna?

💬Ver 0 comentarios