Manuel A. Frau Catasús

Punto de Vista

Por Manuel A. Frau Catasús
💬 0

Limitado en la pandemia el alcance de la Ley de Hogar Seguro

En estos tiempos de incertidumbre económica, reducciones de jornadas salariales, cesantías y despidos, el notario puede proteger tu residencia principal contra cualquier embargo, sentencia o ejecución que interese realizar un acreedor por razón de cualquier tipo de deuda o reclamación, incluyendo cobro de dinero y demandas en daños y perjuicios, con ciertas excepciones. 

Si has dejado de pagar el préstamo del carro, un préstamo personal, deudas de una financiera, un préstamo de la cooperative o la tarjeta de crédito, el notario puede ayudar protegiendo tu residencia principal contra embargos, sentencias y ejecución o por dejar de pagar tus obligaciones.

Esa protección a la que tienes derecho surge de la Ley 195 del 13 de septiembre de 2011, según enmendada. Sin embargo, el estatuto, conocido tambien como “Ley del Derecho a la Protección del Hogar Principal y el Hogar Familiar” establece algunas excepciones importantes.

Por ejemplo, existen situaciones bajo las cuales la Ley de Hogar Seguro no protegen. Veamos:

1. Contra el banco o la cooperativa que mantenga tu préstamo hipotecario garantizado con tu casa.

2. En los casos de cobro de contribuciones estatales y federales,

3. Por deudas a contratistas que hayan realizado trabajos o reparaciones a tu casa

4. Cuando te acoges a quiebra, en cuyo caso aplicarán las disposiciones de la Ley de Quiebra. 

Para poder proteger tu casa y beneficiarte de la Ley de Hogar Seguro es requisito indispensable el otorgamiento de una escritura ante notario. Sin embargo, desde el 15 de marzo, cuando la gobernadora Wanda Vázquez firmó la Orden Ejecutiva sobre el aislamiento social, incluyendo sus extensiones, los notarios estamos imposibilitados de autorizar escrituras, excepto en situaciones de emergencia o extrema necesidad.  Las escrituras de Hogar Seguro no son excepción. 

Sin embargo, durante este de toque de queda puedes comunicarte vía telefónica o por correo electrónico con tu notario de confianza o de la comunidad para una orientación completa referente a la Ley de Hogar Seguro. Además, puedes proveerle tus datos personales y los datos registrales de tu casa que surgen de la escritura de compraventa o de hipoteca. Con dicha información el notario puede adelantar un estudio de título a través del sistema KARIBE (vía internet) y preparar la escritura de Hogar Seguro para su otorgamiento una vez cese el toque de queda.

Los notarios estamos comprometidos a servir a la comunidad y en estos momentos de incertidumbre económica somos un vehículo valioso para proteger tu hogar y el de tu familia. El Colegio de Notarios de Puerto Rico está disponible para orientarlos en estas situaciones de emergencia a través del 787 758-2773 o por el correo electrónico del colegio.


Otras columnas de Manuel A. Frau Catasús

💬Ver 0 comentarios