Bárbara I. Abadía-Rexach
💬 0

Rescatar a Vieques

Nací y crecí en Fajardo. De niña, pasar por la Playa Puerto Real y la zona del muelle, me hacía volar con mi imaginación hacia Vieques. A lo lejos, divisaba la sombra de la Isla Nena. Envidiaba a quienes viajaban en lancha para llegar a sus casas.

Incontables veces ocupé carros públicos en la ruta Pueblo - Playa, en los que iban viequenses, hacia la terminal de lanchas, cargados de paquetes después de haber estado un día entero realizando diligencias principalmente en Fajardo.

Mi primer viaje a Vieques fue por avioneta en 2003. En aquel momento quedé impresionada por la belleza de la isla, pero frustrada por las necesidades evidentes del municipio. Después, he vuelto un par de veces más por mar y por aire, y he sido testigo de su deterioro.

En 2018 fui a colaborar en un “Caldero de ideas” que llevó a cabo el Colectivo Ilé. Quince años después de mi primera visita, en un Vieques vacío y repleto de caballos realengos, las necesidades que enumeraban las lideresas viequenses seguían siendo las mismas: salud, alimentos, transportación, educación, empleos, energía eléctrica, agua potable, etc.

Hace unos días, el líder viequense Ismael Guadalupe me dijo que don Juan Mari Brás se refería a Vieques como la maqueta de Puerto Rico. Guadalupe añade que Vieques es la colonia de la colonia.

En Vieques se recrudecen las precariedades que se viven en la Isla Grande. Basta pensar en la incertidumbre con la que sobreviven los viequenses al no tener garantías de un servicio de transportación digno que, desde octubre de 2018, se trasladó a Ceiba y no ha representado ningún beneficio para los residentes de la isla municipio.

Se habla mucho de la necesidad de que haya un pase de batón de líderes viejos a líderes jóvenes. Sin embargo, Vieques es un pueblo de personas viejas. Esos líderes y lideresas no solo tienen las memorias y las cicatrices de sus luchas de antaño; poseen el conocimiento y las ganas de concertar luchas intergeneracionales mientras vivan en las pocas tierras que no han sido adquiridas por capital extranjero.

Vieques debe estar en la memoria colectiva de Puerto Rico. Rescatar a Vieques, con voluntad política, debe ser el modelo que conduzca al rescate de Puerto Rico.

Otras columnas de Bárbara I. Abadía-Rexach

jueves, 22 de agosto de 2019

¿Qué universidad pública queremos?

La antropóloga Bárbara Abadía Rexach reflexiona sobre los escollos en la UPR y universidad pública que quiere Puerto Rico

viernes, 9 de agosto de 2019

Masacres en suelo estadounidense

La antropóloga Bárbara Abadía Rexach reflexiona sobre las matanzas ocurridas en los pasados días en California, Texas, Ohio e Illinois

viernes, 12 de julio de 2019

La sirenita negra

Bárbara Abadía Rexach analiza las expresiones de negación del racismo

💬Ver 0 comentarios