José Aponte Hernández

Tribuna Invitada

Por José Aponte Hernández
💬 0

Tiempo de actuar por la estadidad

La más reciente decisión de la jueza federal Laura Taylor Swain en el caso de la Ley Promesa deja claro, por si había alguna duda, que el Estado Libre Asociado (ELA) no es otra cosa que una colonia, sin ningún poder para decidir el futuro y sin representación con voto para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. 

No es lo que se ha tratado de hacer ver desde sus comienzos. Estamos a la merced de los miembros del Congreso, sus políticas y decisiones. El destino de nuestro pueblo se encuentra en las manos de otro, no en las nuestras. Ningún puertorriqueño puede estar conforme con esta condición política que nos ha dejado en quiebra y bajo el yugo de una Junta de Supervisión Fiscal.

Es tiempo de que tomemos las riendas de nuestras vidas, de que seamos nosotros los forjadores del futuro y de que nos tomen en cuenta para cada decisión que pueda afectar, sea directa o indirectamente, nuestras vidas y a Puerto Rico. Para esto solo hay dos caminos, la estadidad o la independencia, y de estas dos opciones, únicamente la estadidad garantiza un futuro próspero, lleno de oportunidades para nuestros hijos y la seguridad que solo brinda la ciudadanía americana, lo que están viviendo nuestros hermanos que se mudan al continente. 

Llegó el momento de que entendamos que para resolver la condición colonial que amarra a nuestra gente a la pobreza y que no brinda las oportunidades para alcanzar los más altos anhelos de nuestros niños, tenemos que ponernos de pie ya y exigir al Congreso la admisión de Puerto Rico como el estado 51 de la nación. Tenemos que levantarnos y exigir lo que ya hemos pedido en las urnas, de manera libre y democrática, la igualdad, la estadidad. 

Los grandes cambios en la historia, como la formación de los Estados Unidos, vienen por trascendentales acciones. Es hora de que el puertorriqueño tome su futuro en las manos y hagamos el gran cambio que todos queremos, el cambio hacia una mejor calidad de vida, mejores herramientas para desarrollarnos y progresar, una mayor seguridad y estabilidad.

Para lograr esto, tenemos que involucrar a todos. Los funcionarios electos por el pueblo que creemos en la igualdad de derechos para los ciudadanos americanos que viven en esta amada isla tenemos la responsabilidad histórica de salir a la calle y hablar de la estadidad, sobre los cambios positivos que esta traerá a nuestras comunidades, a nuestros hogares. 

Tenemos que hablar sobre la importancia de lograr la estadidad en esta generación, para garantizarle así a nuestra gente de que, si volvemos a ser azotados por un huracán como María, el gobierno federal responda más rápido y con igual recursos que a otros porque somos un estado de la unión con representación y voto en el Congreso.

A nuestra gente en los estados, tiene que ser su responsabilidad dejarle saber a sus congresistas,senadores y representantes federales, así como a los estatales, que Puerto Rico quiere ser un estado. Que el pueblo así se ha expresado en dos ocasiones consecutivas y tienen que estar bien activos en la lucha por lograr la misma igualdad que ellos gozan. La responsabilidad es todos, tenemos que activarnos para garantizar la admisión y el futuro de Puerto Rico.

Otras columnas de José Aponte Hernández

miércoles, 27 de junio de 2018

Estadidad al alcance de nuestra generación

El expresidente de la Cámara, José Aponte, resalta la lucha firme de los puertorriqueños para reclamar la estadidad y sus derechos como ciudadanos americanos, orgullosos de pertenecer a los Estados Unidos

💬Ver 0 comentarios