Félix Jiménez

Buscapié

Por Félix Jiménez
💬 0

Tonos sepia

Preservábamos algo, o así creíamos. El color añejo del descuido, el pasado que fue lustroso y ahora solamente se evoca en su difuminada realidad. Pero realmente no es así y nunca fue así.

Todos tenemos una caja, un baúl, un álbum preciado en el que intentábamos preservar los tonos de la vida pasada, su fulgurante brillantez. De vez en cuando nos dedicamos a recordar, visitando esas Polaroids mágicas que prometieron el recuerdo instantáneo y la nostalgia eterna, que en un minutos -con sus químicos inentendibles en la niñez - regalaban un claro momento para siempre.

Tampoco era así. El pasado, y esas fotos son la prueba, es ingobernable. Cerrero a veces, tierno otras.

Y en esas Polaroids conservadas se registra todavía la lágrima de la vida, la playa de Isla Verde con el agua en tonos grises, las fotos de graduación con tu cara deformada, los cumpleaños con tus amigos que no puedes distinguir.

Inevitablemente se compara ese trayecto fotografiado con la memoria de la verdad. Y claro que hay diferencias, pero al final esa vida difusa y químicamente alterada de las fotos nos invita y nos seduce. Nos cambió el color del paisaje, pero también nos cambió el corazón.

La inevitabilidad de lo perdido se encuentra en cada repaso de los álbumes, en cada viaje a las simplezas de otros tiempos que, paradójicamente, ya son exactamente como los recordamos. Cada foto hace que comparemos lo que ocurrió con cómo está representado. ¿Eran así los azules? ¿Realmente era así de bonita la isla? ¿Fui tan feliz en esos tiempos?

Todo vuelve de la manera indicada, después de que se sale de ese gimnasio de la memoria. Esa pequeña carrera interna que da la memoria la agita y la prepara a reconocer la verdad y sus infinitas dulzuras. Lo que hay y lo que hubo.

Es la silente música de esos colores que quedan. De alguna forma nos asegura que los tonos sepia son los tonos del corazón.


Otras columnas de Félix Jiménez

sábado, 24 de agosto de 2019

Escaleras

Frente a una escalera, o un ascensor, no hay dudas. El paso se ha ensayado en la imaginación incontables veces, dice el escritor Félix Jiménez.

sábado, 10 de agosto de 2019

Incertidumbre

La manifestación que condujo a la renuncia de Ricardo Rosselló tiene eventos comparables en otros países del mundo.

sábado, 27 de julio de 2019

Los adioses

Félix Jiménez señala que la renuncia del gobernador fue un adiós manufacturado desde la vergüenza del que se esconde cuando ya realmente no tenía escondite

sábado, 22 de junio de 2019

Caritas para Trump

Félix Jiménez reflexiona sobre el discurso mediático presidencial que una mayoría lee y comparte con emoticones sonrientes

💬Ver 0 comentarios