Fernando Cabanillas
💬

El coronavirus y los abrigos de visón

Los pobres animalitos que conocemos acá como “minks”, o en castellano correcto como visones, nunca la han pasado bien. Estos inocentes mamíferos se asemejan a los ratones, pero son muy apreciados por su piel, que viene en varios colores: blanco, gris y negro. Siempre los han sacrificado por montones para vestir a muchas mujeres durante el invierno de países norteamericanos, europeos, y también en nuestro crudo invierno tropical. Hubo una época en que sus pieles se pusieron tan de moda que un abrigo de mink podía costar $25,000, todo por representar un símbolo de estatus social. Recuerdo vívidamente el comentario mordaz de mi amigo e insigne compositor Amaury Veray, cuando en una reseña de los años sesenta, acerca del Festival Casals, escribió “… y desfilaban las damas con sus hermosas pieles de verano”.

Otras columnas de Fernando Cabanillas

domingo, 10 de enero de 2021

La politización de las vacunas

Lo más preocupante es la comercialización nacional e internacional de la vacuna Sputnik, sin una sola publicación científica revisada por pares, donde nos detallen su seguridad y eficacia, escribe Fernando Cabanillas

domingo, 3 de enero de 2021

El dengue le pisa los talones al COVID

La prevención, en todo caso, es lo único que por el momento puede alejar el dengue que le va pisando los talones al COVID, escribe el doctor Fernando Cabanillas

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: