💬

Apoyo total a la vacunación contra el COVID-19 en la isla

El aumento en la tasa de positividad de COVID-19 en Puerto Rico hace necesario reforzar las medidas para combatir el virus y evitar que volvamos a un alto y peligroso nivel de transmisión de la enfermedad que ya nos ha dejado un saldo de 3,257 muertes.

La inoculación ha probado ser la medida más efectiva para la protección de la salud y de la vida en esta pandemia. Por eso apoyamos la directriz del gobernador Pedro Pierluisi a los fines de que los patronos privados con 50 empleados o más exijan la vacuna a su plantilla. La nueva orden ejecutiva sobre control pandémico demanda, igualmente, la inoculación de todos los empleados y contratistas del gobierno a los que se les requiere labor presencial. El empleado que no esté vacunado deberá presentar una prueba negativa de COVID-19 cada siete días.

Estas nuevas medidas son necesarias ante un desafío salubrista que no amaina. La tasa de positividad en la isla bajó a 1.8 en octubre, pero ha registrado una tendencia alcista por varias semanas y subió a 3.15 el domingo. En general, Puerto Rico ha estado a la vanguardia de las medidas rigurosas contra el COVID-19. Ha logrado mejores resultados que otros países y que ciudades de Estados Unidos, donde ha quedado comprometida la estabilidad de hospitales y han subido drásticamente los contagios y fallecimientos.

Es vital que Puerto Rico observe medidas que eviten un repunte del virus en el tiempo festivo que incluye el Día de Acción de Gracias la próxima semana. En el periodo de fin de año pasado, la isla alcanzó altísimos niveles de contagio del COVID-19, al punto de que diciembre cerró con la cifra récord mensual de 445 decesos. Para no exponernos a un revés de ese tipo, es preciso observar la experiencia reciente de Austria, Holanda, Inglaterra y China, entre otros países cuyos repuntes drásticos han forzado a retomar medidas extremas.

Disponemos de vacunas autorizadas incluso para los menores de cinco a 11 años, por lo que la población debe inocularse y tomar los refuerzos que se administran desde agosto. Es acertada la decisión gubernamental de intensificar los esfuerzos de vacunación y administración de pruebas, especialmente en áreas donde se detectan brotes. No obstante, es responsabilidad ciudadana acoger las medidas preventivas que ya por tiempo prolongado han evidenciado su eficacia contra la propagación del virus.

El Departamento de Salud reconoció que todavía cerca de 800,000 personas en la isla no se han vacunado contra el COVID-19. La agencia instó a procurar esta protección principal, que ha demostrado ser eficaz y segura, así como la dosis de refuerzo, disponible para quienes hace seis meses o más que completaron su ronda de vacunación de Pfizer o Moderna.

Se ha confirmado que la mayoría de las personas vacunadas no sufre efectos severos del virus, en caso de contagiarse. La entidad salubrista planteó como meta que Puerto Rico alcance mortalidad cero por COVID-19. Debemos todos apoyar ese objetivo ampliando la inoculación, y manteniendo el distanciamiento físico y el uso de mascarillas en espacios cerrados y en actividades con 50 personas o más al aire libre.

Al documentar casi un centenar de brotes recientes, el Departamento de Salud precisó que la mayor incidencia de contagios sigue registrándose en personas no vacunadas. La experiencia valida la importancia de la inoculación, especialmente de los menores que ahora tienen opción de recibir esta protección. En la isla, alrededor de 227,000 niños mayores de cinco años pueden ser vacunados. Sin embargo, en centros operados por el Departamento de Salud, hasta ayer solo 16,000 habían recibido su dosis.

Proteger la salud de los menores es responsabilidad fundamental de los adultos a su cargo. Para procurar su bienestar, el gobierno solicitó la vacunación de los mayores de cinco años en o antes del 31 de enero como condición para garantizar su educación presencial en las escuelas.

Cumplir con la nueva orden ejecutiva puede contribuir a reducir los riesgos pandémicos en Puerto Rico, a la vez que se mantienen actividades económicas y sociales seguras, de cara al periodo de fin de año. Hagamos todo lo posible por estar saludables para disfrutar las tradicionales confraternizaciones.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: