💬

Día de Reyes pensando en un mejor país para la niñez

El primer Día de Reyes con restricciones salubristas debido al COVID-19 puede convertirse en la oportunidad para demostrar a los niños, y a los adultos mismos que, aunque las circunstancias no siempre nos permiten celebrar como acostumbramos, sí nos proveen la ocasión de fortalecer los sueños y preservar las tradiciones de maneras novedosas.

Es difícil para muchas familias, a lo largo y ancho del mundo cristiano, no poder compartir y visitarse en un día como hoy. Serán unos Reyes Magos distintos para adultos y niños, en que estos últimos, después de abrir los regalos disponibles en su hogar, no podrán hacer el emocionado peregrinaje para recoger obsequios en casa de familiares y amigos. Tampoco podrán disfrutar de las festividades típicas de la Epifanía, celebraciones públicas o privadas como se acostumbra en la isla.

Este día debe servir también para compartir con aquellas familias de nuestro vecindario que carecen de los recursos, no solo para celebrar esta fiesta, sino para satisfacer sus necesidades básicas. Erradicar la pobreza de gran parte de la niñez en Puerto Rico tiene que convertirse en prioridad en la agenda del país, y podemos empezar a ejecutarla desde nuestros entornos comunitarios.

Las situaciones como las que estamos viviendo nos permiten también inculcar en los más pequeños unas destrezas importantes de cara al futuro, como la capacidad de adaptarse a las circunstancias, crecerse frente a las frustraciones y vencer la apatía. La gran lección de este año, en particular de este Día de Reyes, será memorable en la medida en que los padres y encargados sepan rodear a los menores de una experiencia inolvidable. Y para conseguirlo, debemos echar mano a la imaginación y la esperanza.

Para Puerto Rico, el Día de Reyes es la fiesta por antonomasia. La que mejor define nuestra identidad, y la atesoramos con cariño con el paso de los años. Así debe seguir pese a las restricciones de la pandemia. No se puede perder la esencia de esta luminosa jornada que es motivo de inspiración para innumerables expresiones afectivas y culturales.

A partir de este día, nuestras esperanzas deben estar cifradas principalmente en el regreso a las clases presenciales. Solo los padres y tutores saben los enormes sacrificios que han tenido que hacer, y los desafíos que han debido enfrentar en estos meses de educación a distancia debido a la pandemia.

Precisamente, uno de los objetivos cruciales de la vacunación es permitir que se reabran las escuelas en condiciones de seguridad, y que los estudiantes puedan recuperar el ritmo de aprendizaje y socialización fundamental para su desarrollo. Nada puede sustituir el compartir en el salón, la cercanía de los maestros, y la rutina de preparar los bultos y meriendas.

Por eso es imprescindible que mantengamos las medidas de seguridad hasta que la mayoría de la población se haya vacunado y el peligro de contagios se disipe. La estabilidad laboral y el despegue económico de Puerto Rico dependen, en cierta forma, de que los niños vuelvan a la escuela.

De cara a los próximos días, es inevitable que los padres echen de menos el habitual trajín del comienzo del semestre escolar. El gobierno de Puerto Rico estima que para marzo podrían abrirse los planteles, lo que dependerá del ritmo con que se avance en la vacunación, de que se sigan observando los protocolos de salubridad preventivos y de lo rápido que se reacondicionen las estructuras escolares que han estado prácticamente cerradas por un año.

Hoy, 6 de enero, es la jornada indicada para hacer votos por un retorno a la normalidad en el día a día de las familias. El milagro de la Epifanía consiste en esperar un mundo mejor para la infancia a cambio del simbolismo mágico de una cajita con pasto para los camellos.

Alimentemos la esperanza y procuremos, en este y todos los días por venir, que la magia y el amor familiar sean la norma, aun en medio del distanciamiento físico.

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: