💬

Gesta ejemplar ante el desafío pandémico

Al iniciar un año en el que procuramos llegar al punto de inflexión para alcanzar el control pandémico, gracias a la progresiva administración de vacunas seguras y efectivas contra el COVID-19, entre otros avances, es meritorio reconocer logros significativos alcanzados en Puerto Rico por médicos, científicos y otros profesionales que han formado alianzas centradas en promover el bienestar de nuestra población.

Algunas de esas iniciativas, además, benefician e impactan al presente a ciudadanos en otros países, donde reciben información precisa sobre prevención y tratamientos médicos e incluso promueven que otras entidades puedan replicar gestiones que han resultado efectivas en la isla para frenar contagios de las nuevas cepas del coronavirus y para guiar al combate de otras enfermedades.

Uno de esos esfuerzos ha sido premiado en Alemania, en el certamen Falling Walls Engage, que reconoce a proyectos que involucran al público con la Ciencia. Se trata del proyecto de participación comunitaria de la organización Ciencia Puerto Rico (CienciaPR) denominado “Aquí nos cuidamos”.

La colección de herramientas educativas multimedia que enlaza cuatro campañas de servicio público centradas en la prevención y la vacunación contra el COVID-19, así como en la salud mental, fue premiada por un jurado internacional como Avance del Año 2021 en la categoría de Participación Científica, durante la Cumbre Científica en la que se evaluaron 189 iniciativas de 80 países.

En un periodo en el que divergencias enconadas en numerosos países se caracterizaron por poner en entredicho la Ciencia, al punto de negar aportaciones trascendentales acumuladas por décadas para el bienestar de la humanidad, la aportación puertorriqueña al intensificar esfuerzos salubristas adquiere una dimensión enorme.

En esa cruzada que destaca el valor de la educación difundida por múltiples canales ha sido crucial la labor de legiones de voluntarios de organizaciones sin fines de lucro, así como los recursos gubernamentales y del sector privado durante el desafío salubrista sin precedentes que representa la pandemia, que en Puerto Rico ya ha causado 3,373 muertes, de acuerdo a las cifras divulgadas ayer, domingo, por el Departamento de Salud.

En esos grupos, entre otros, son valiosos los esfuerzos de la Coalición de Inmunización y Prevención de la Salud (VOCES). La referida coalición, constituida desde 2013, reorganizó operaciones para reforzar la promoción de la salud y la prevención de enfermedades mediante la inmunización, con especial énfasis en la vacunación contra el COVID-19. A esos fines se ha integrado a planes gubernamentales y de otros grupos para habilitar clínicas en centros comerciales y otros lugares próximos a las comunidades con el fin de agilizar la administración de dosis, incluyendo los refuerzos, cruciales para frenar el actual repunte que ha elevado la tasa de positividad a 39.76%.

Desde los centros académicos, por otro lado, las iniciativas de instituciones como la Ponce Health Sciences University (PSHU) han sido relevantes para encaminar buenos sistemas de vigilancia epidemiológica y otras gestiones de control pandémico que sobre la marcha resultan acertadas. En el caso de la referida entidad docente, los esfuerzos fueron encabezados por la doctora Melissa Marzán, profesora del Programa de Salud Pública en esa institución, quien fue designada en agosto pasado Principal Oficial de Epidemiología del Departamento de Salud.

Como Marzán, decenas de jóvenes epidemiólogos, aplicando las guías del Centro para el Control de Enfermedades, y al responder a los hallazgos emergentes en torno al virus, implantaron respuestas acertadas en numerosos municipios y asumieron roles proactivos, apoyados por funcionarios municipales y galenos experimentados que respondieron con ímpetu constante desde las etapas en las que no se disponía de vacunas para aminorar el impacto del COVID-19.

Las iniciativas educativas y los esfuerzos notables de una nueva camada de recursos del campo de la salud han demostrado con creces su vocación de servicio para salvar vidas y ha dado cátedra de buen desempeño en medio de este gran desafío salubrista, con apoyo de galenos expertos y recursos de otros campos profesionales. Por ello, ese capital humano innovador y laborioso es válidamente reconocido en otros países y merece, sin duda, nuestra solidaridad, admiración incondicional y gratitud perenne.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: