💬

Invertir en la salud mental de la niñez para edificar paz

Otra muerte por presunta violencia intrafamiliar ha estremecido a Puerto Rico. Un hombre de 48 años, que supuestamente padece de sus facultades mentales, ha sido acusado y apresado por haber privado de la vida a su madre. La tragedia insta a reflexionar sobre cómo Puerto Rico, a nivel doméstico, comunitario y de país, aborda su serio problema de salud mental desde las edades tempranas.

Precisamente, esta semana, el Fondo de las Naciones Unidas para los Niños (UNICEF, por sus siglas en inglés) presentó el informe Estado mundial de la infancia 2021, con el que insta a promover, proteger y cuidar la salud mental de niños y jóvenes.

Aunque reconoce el impacto de la pandemia de COVID-19 en la salud mental de la presente generación de niños y jóvenes, el documento apunta a una realidad innegable: “puede que la pandemia represente solo la punta del iceberg de la salud mental, un iceberg que hemos pasado por alto durante demasiado tiempo”.

El informe aborda factores de riesgo y protección y analiza determinantes sociales para la salud mental y el bienestar. Adelanta datos sobre otro estudio mundial realizado por Gallup para el próximo informe Changing Childhood de UNICEF que revela que alrededor de uno de cada cinco jóvenes de entre 15 y 24 años afirmó en el primer semestre de este año que a menudo se sentía deprimido o tenía poco interés por hacer planes o realizar alguna actividad.

UNICEF añade estimados de que 13% de los adolescentes de 10 a 19 años padece un trastorno mental diagnosticado según la definición de la Organización Mundial de la Salud. Asimismo, destaca que el suicidio es la cuarta causa principal de muerte entre los adolescentes de 15 a 19 años. Cada año - advierte el informe -, casi 46,000 niños de entre 10 y 19 años se quitan la vida. Esto equivale a un niño cada 11 minutos.

El cuadro no es ajeno a Puerto Rico. Un estudio, publicado en 2019, del que participaron investigadores puertorriqueños y de Estados Unidos, por iniciativa del Departamento de Educación, reveló que nuestros niños y jóvenes presentaban altos niveles de síntomas del síndrome del estrés postraumático y rasgos depresivos, tras el desastre asociado con el huracán María.

De una muestra de 96,108 estudiantes de tercer a duodécimo grado, tomada a través de las siete regiones del sistema de educación pública, ese informe señaló que 6,900 - el 7.2% - jóvenes presentaron síntomas clínicos significativos del desorden de estrés postraumático o depresión.

Meses después de darse a conocer los datos, el miedo y la incertidumbre se exacerbaron en la isla, pero de manera singular entre nuestros más jóvenes, por la sacudida de los terremotos de enero de 2020. En menos de tres años, aquellos eventos naturales seguidos por la pandemia interrumpieron sus rutinas escolares por meses, así como el tan necesario proceso de socialización con sus pares.

Los trastornos mentales de niños y adolescentes, así como el suicidio, no solo tienen un alto costo para sus familias, las comunidades escolares y eventualmente para el resto de la sociedad en forma de estrés, angustia e inseguridad. El informe de UNICEF calcula que la pérdida anual de capital humano por los problemas de salud mental en niños de 0 a 19 años es de $387,200 millones. De estos, $340,200 millones reflejan trastornos que incluyen la ansiedad y la depresión, y $47,000 millones reflejan la pérdida debida al suicidio.

La organización ha propuesto tres medidas claves para promover la buena salud mental infantil que competen a todos, desde las familias hasta el Estado: compromiso, comunicación y acción. Invertir en soluciones, romper el silencio y los estigmas, educar, reducir los factores de riesgo - que incluyen la pobreza y otras violencias y vulnerabilidades -, y fortalecer las acciones para proteger a niños y jóvenes son algunas estrategias propuestas.

Para que Puerto Rico tenga un desarrollo sólido y saludable es necesario facilitar que, desde la niñez temprana, los ciudadanos tengan salud mental y las destrezas adecuadas para enfrentar sus retos y el porvenir de forma constructiva, en paz, con optimismo y capacidad de adaptación.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: