💬

Juan R. Torruella: juez y puertorriqueño de excelencia

La prolífera carrera de Juan R. Torruella como jurista, académico y deportista olímpico marcó, no solo su visión vanguardista, sino su férrea lucha por el bienestar de Puerto Rico, equipado con los principios firmes que conforman el enriquecedor legado de un gran puertorriqueño. Su obra jurídica y pensamiento filosófico son pertinentes de cara a los monumentales retos de la isla.

Torruella, fallecido ayer a los 87 años, asumió posturas de avanzada al defender la descriminalización de las drogas. Además, condenó la condición colonial de Puerto Rico mediante el estudio a fondo de los casos insulares de 1901 sobre los poderes plenarios del Congreso de los Estados Unidos en sus territorios.

Debido a su destacado desempeño legal desde 1958, ganó respeto en la práctica privada por más de una década hasta ser nombrado juez del Distrito Federal en San Juan, en 1974. Diez años después se convirtió en el primer hispano en integrar el Primer Circuito de Apelaciones Federales en Boston.

Como juez federal de instancia, atendió casos en los que su preocupación por los derechos humanos quedó patente. Así se reflejó en su orden del cierre de la Cárcel La Princesa, en 1976, ante el grave hacinamiento penal. La determinación dio paso al pleito de clase Morales Feliciano para solucionar las condiciones infrahumanas de las prisiones, en respeto a los derechos de los reos.

Fue notable el esfuerzo conservacionista del juez al atender, en 1978, la demanda contra los responsables de un derrame de petróleo que afectó las aguas de La Parguera. Mientras, en 1979, tras las denuncias contra la Marina de Guerra de Estados Unidos por daños a los arrecifes en Vieques, realizó personalmente una inspección submarina y exigió a los demandados una Declaración de Impacto Ambiental.

A principios de 2000, desde el Circuito de Apelaciones, se destacó su decisión a favor de enjuiciamiento individual de ciudadanos que incurrieron en desobediencia civil al entrar a terrenos ocupados por la Marina, para exigir el cese de las prácticas militares en Vieques.

Torruella expresó su reparo firme a la ley Promesa y declaró inconstitucional los primeros nombramientos a la Junta de Supervisión Fiscal. Aunque el Tribunal Supremo de Estados Unidos revocó su decisión, el juez se mantuvo firme en sus posturas en torno a los abarcadores poderes del Congreso sobre los territorios y la injusticia de la situación colonial de la isla.

En la apelación del caso incoado por José Vaello Madero, Torruella resolvió que no existe base racional para excluir a un residente de Puerto Rico del pago del programa federal de Seguridad de Ingreso Suplementario, actualmente limitado a residentes en los estados. Además, su apego a la defensa de los derechos humanos es evidente al declarar inconstitucional la exclusión de beneficios contributivos para parejas del mismo sexo. Sus decisiones también defendieron derechos de las mujeres.

Torruella dejó un gran legado académico, con obras que son referentes para el estudio del derecho y otras disciplinas. Su libro “The Supreme Court and Puerto Rico: The Doctrine of Separate and Unequal” rebatió interpretaciones que han impuesto un trato desigual para la isla. Pero su discurso a favor de un trato político justo para Puerto Rico no se limitó a los foros académicos y jurídicos. Movido por un incesante interés de transformación, escribió elocuentes columnas en diarios y compareció a diversos foros mediáticos.

Torruella representó también la excelencia deportiva, y manifestó su orgullo de representar a la isla en competiciones regionales y olímpicas de 1964 a 1976. Como velerista obtuvo múltiples premios. Además, fue entrenador y promotor atlético. En 1998 recibió la Orden Olímpica, máximo galardón reservado por grandes aportaciones al deporte internacional.

Con su gesta tenaz, Torruella dio visibilidad a los grandes dilemas de Puerto Rico. Hoy su dedicación a la solución de conflictos y a la búsqueda incansable de justicia para los pueblos y seres oprimidos suma un caudal de enseñanzas excepcionales que son carta de navegación para forjar un mejor país.

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: