💬

Sargazo y árboles caídos: materia para el desarrollo

Prueba de que Puerto Rico vive de espaldas a sus propios recursos es el poco esfuerzo que se realiza para sacar provecho de las dificultades provocadas por los fenómenos naturales típicos del espacio geográfico que habitamos, o de aquellos que nos provoca el cambio climático. Estamos obligados a repensar nuestro desperdiciado potencial económico.

Un ejemplo de ello es la marea de sargazo que ha llegado en estas semanas a muchas de nuestras playas y que todo el comentario que suscita es el desdén. Cierto que el sargazo en exceso es un problema estético, impide el disfrute del mar a los bañistas y obstaculiza los deportes acuáticos, provocando daños al ecosistema cuando se trata de una espesa capa a la que se superponen otras, creando un entorno asfixiante para la vida marina y afectando los corales.

Sin embargo, como bien nos explica el oceanógrafo Jorge Bauzá, existe un potencial económico en el sargazo. Y, aunque a nivel individual tal vez no podamos aprovecharlo, las instancias de desarrollo económico en Puerto Rico deben explorar la posibilidad de recogerlo a gran escala, y, a la vez que se les devuelve esplendor a las playas, se le saca partido a esa materia prima.

Esta recomendación ha sido desoída durante años, como suele ocurrir en el país. El propio científico hace mucho tiempo que viene advirtiendo que la llegada de mareas de sargazo a las costas de la isla serán más frecuentes, como así ha sido, y desde el verano de 2018 pidió al gobierno que, en colaboración con los científicos, trabajara para recoger el sargazo, que tiene aplicaciones en la agricultura, como excelente fertilizante, e incluso se podría usar como materia prima para producir biocombustibles, bioplásticos, alimentos para animales de granja y hasta carbón para las barbacoas.

Lo que pasa es que, como bien subraya el oceanógrafo, una industria así no se puede montar de improviso. Por ejemplo, no es correcto meter equipo pesado en la arena para recoger el sargazo —como se hace en ciertos sectores, solo con el objetivo de “limpiar la playa”— pues estas máquinas se llevan junto al sargazo la arena y contribuyen a la erosión, causando más daño del que intentan resolver.

Existen métodos ecológicamente amigables para recoger estas algas antes de que lleguen a la playa. En otros países está desarrollada la técnica para desalinizarlas y pulverizarlas, y por supuesto, ofertarlas a un mercado internacional que está ávido del producto.

Por otro lado, y del mismo modo que al iniciarse la temporada de huracanes se preparan los planes para atender a la población durante la emergencia, aquí debería existir una estructura para sacar provecho del material vegetativo que se acumula luego del paso del fenómeno, especialmente la disposición de los árboles caídos. Fue duro saber que maderas preciosas como la caoba, una de las más caras del mundo, se desperdiciaron al despejar las carreteras de los árboles que no soportaron los vientos durante el paso de los ciclones Irma y María.

Tan temprano como en diciembre de 2017, el Centro Climático del Caribe para la Agricultura y Silvicultura Tropical, adscrito al Departamento de Agricultura de Estados Unidos, produjo un extenso trabajo de todo lo que podía hacerse para potenciar el rescate de biomasa. Propuso adiestramiento para identificar las distintas especies de madera y su valor, mejorar la transferencia de información de la academia a la sociedad civil, y hacer campañas preventivas de cara a la temporada de huracanes.

Son gestiones y recomendaciones, tanto en el caso de las oleadas de sargazos como en el reciclaje de la madera, que las sucesivas administraciones y las legislaturas han ignorado olímpicamente. En Puerto Rico se talan árboles cuando molestan en los hogares o son un peligro para las líneas eléctricas, pensando solo en trocearlos para llevarlos a los vertederos, sin una evaluación de su valor y sin remordimiento.

Hay que adentrarse en estos asuntos y trabajar codo a codo con los que saben vislumbrar nuevos horizontes en bien del país.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: