💬

Solidaridad ante el azote del frío en Texas y otros estados

El drama humano que se vive en Estados Unidos como consecuencia de las heladas extraordinarias convoca a la solidaridad de los puertorriqueños, particularmente con las familias boricuas en estados como Texas, donde las inclemencias climáticas han dejado a millones de personas sin agua, luz y con acceso limitado a abrigo y alimentos.

Hace más de tres años, un mes antes de que los huracanes Irma y María llegaran a nuestra zona, otro temporal catastrófico, Harvey, había dejado bajo agua numerosas áreas del estado con grandes pérdidas. Se estima que en Texas vivían más de 177,000 boricuas para 2014. Muchos más se establecieron allí tras el desastre que los dos ciclones dejaron en la isla.

Buena parte de los cerca de 5.6 millones de puertorriqueños en Estados Unidos viven en estados del sur y centro. Han recibido los intensos azotes del frío que han barrido récords los pasados días.

En general, la población en Texas no había experimentado una helada como la reciente en más de 30 años. Es tan poco común, que tanto la gente como el gobierno están mejor preparados para enfrentar altas temperaturas, sin estar ajenos a las olas de frío. No obstante, informes revelan que las contingencias ante los pronósticos, adoptadas por ciudadanos, pero especialmente por el Estado y las compañías que manejan la infraestructura, se quedaron cortas. Al cierre de esta edición, se habían reportado más de 70 personas fallecidas a causa de estas nevadas en Estados Unidos.

Tampoco en la isla, pese a que pasamos la mitad del año en temporada de huracanes, hubo preparación para uno de nivel catastrófico. La crisis humanitaria derivada del desastre de 2017 produjo casi 3,000 muertes.

Por el recuerdo de la tragedia local, y por la solidaridad que es parte de la esencia boricua, aún bajo la tempestad muchos puertorriqueños en Texas y otros lugares han atravesado la nieve para llevar provisiones a otros en peores circunstancias. Esas iniciativas son encomiables.

La reacción que debe superarse es la resignación ante eventos del cambio climático que por años se han anticipado cada vez más extremos y frecuentes. Es evidente el patrón de empeoramiento de las condiciones y secuelas de esos fenómenos, productos del desequilibrio climático. Urge asumirlos como signos de la necesidad de cambios, preparación y políticas públicas alineadas a la realidad presente y del futuro cercano.

Como suele suceder con las grandes transformaciones, la concienciación empieza por la gente, pero tiene que alcanzar los escenarios de toma de decisiones. Una encuesta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, publicada hace varias semanas, indica que más de la mitad de la población mundial reconoce que el cambio climático es una emergencia global. Los resultados del sondeo serían compartidos con los gobiernos como propuestas para adoptar en un año que la ONU considera crucial para la acción climática.

Según el organismo, las cuatro políticas climáticas más populares, en general fueron: conservación de bosques y tierras (54% de apoyo público), más energía solar, eólica y renovable (53%), adopción de técnicas agrícolas respetuosas con el clima (52%) y más inversión en negocios ecológicos y puestos de trabajo (50%).

Mientras el gobierno de Estados Unidos endereza rumbo en esa dirección, Puerto Rico tiene la oportunidad de revisar planes que logren el doble beneficio de hacer a la isla resiliente y componente clave de la nueva economía derivada de una saludable la política climática.

Es preciso que desde todos los sectores de la sociedad se sumen los esfuerzos para prevenir, en vez de remediar, con la premura, profundidad y amplitud que el problema amerita. Cuando se miran los efectos exponenciales de huracanes, olas de calor y frío extremos, sequías, inundaciones e incendios, entre otros eventos extremos, es evidente que el asunto trasciende el aspecto ambiental. El cambio climático es una amenaza inminente con efectos y soluciones multidimensionales. Apremia atenderlo como una gran gesta de justicia y solidaridad con la humanidad.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: