💬

Un corredor humanitario para socorrer a Haití

La crisis humanitaria que sufre Haití se profundiza de manera imparable ante el horror de la comunidad internacional tras los luctuosos enfrentamientos entre pandillas del crimen organizado, en la paupérrima zona de Cité Soleil, que han dejado un trágico saldo de 480 muertos, entre ellos niños y mujeres.

La miseria de Cité Soleil define el desolador paisaje de un territorio de la capital Puerto Príncipe, donde habitan 300,000 personas en condiciones infrahumanas en frágiles estructuras que aniquilan el concepto de una vivienda digna.

Cercados por pestilentes ríos de desechos de toda índole, esa comunidad haitiana sufre, además, las consecuencias de una encarnizada guerrilla entre gangas fuertemente armadas, que se disputan el control de varias zonas de la capital. Las denuncias hablan de un conflicto atizado por el gobierno para conseguir un mejor resultado en unas eventuales elecciones presidenciales.

La oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha informado que entre enero y junio pasados hubo 934 asesinatos, 684 heridos y 680 secuestros. Varias organizaciones advierten que esos números se quedan cortos y no consideran las denuncias de violencia sexual.

El vecino país ha padecido de gobiernos corruptos que han avalado la captura de gran parte de la nación bajo el yugo del crimen organizado. Las pandillas se han agrupado para levantar fronteras a sangre y fuego en varias comunas de Puerto Príncipe. La policía haitiana es una fuerza invisible. Se trata de once mil efectivos para una población de once millones de habitantes. Ese vacío amplifica los horrores que sufre el pueblo haitiano.

En julio pasado se cumplió un año del asesinato del presidente Jovenel Moïse. El magnicidio desembocó en una ola de violencia que ha sembrado el terror. La incapacidad del actual gobierno, a cargo interinamente del primer ministro Ariel Henry, hace prever otra debacle política. La economía está en el suelo. Esto impide al país más pobre de América Latina reponerse de otras lacras, como el cólera, derivadas de terremotos y huracanes.

Tras el devastador terremoto del 2010, donde perecieron 200 mil personas, el éxodo de ciudadanos de Haití ha sido imparable. La crítica situación, que se agudizó en caída libre en años recientes, ha multiplicado las tasas de migración.

El pasado domingo 24 de julio se registró otro dramático episodio a bordo de una embarcación no autorizada. En el naufragio, frente a las costas de Bahamas, murieron 15 mujeres, un bebé y un hombre. Hubo 25 sobrevivientes. Ha sido imposible contar con certeza los desaparecidos de la nave que transportaba a alrededor de 60 pasajeros.

Este diario ha narrado desgarradoras experiencias de náufragos que han visto morir a menores de edad, familiares y amigos arrojados de manera inclemente al mar en las travesías de la muerte organizadas por bandas criminales que lucran con la desesperación. Se estima que un pasaje para huir desde las costas haitianas puede costar entre $3,000 y $8,000.

Ante este trágico panorama, es necesario respaldar el llamado de la coordinadora humanitaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Haití, Ulrika Richardson, a todos los involucrados para que cese la fratricida ola de violencia, a fin de garantizar un corredor humanitario hacia la cercada Cité Soleil. Las necesidades, ha enfatizado, son inconmensurables.

Asimismo, es de esperar que las autoridades concreten el llamado a elecciones para que, al menos, haya un intento por recuperar una ansiada paz que abra paso a un orden necesario para reconstruir el país.

Es menester apoyar las iniciativas humanitarias destinadas a llevar alimentos y otros productos de primera necesidad al pueblo haitiano. El apoyo urgente debe contar con el respaldo y la fiscalización de organizaciones, como la ONU, para evitar que esa logística quede en manos del crimen organizado, que maneja el control de puertos claves. La sufrida población de Haití, y en particular la de Cité Soleil, merece un mejor destino.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: