💬

Un minuto de silencio para frenar el COVID-19 en la isla

La solidaridad que ha caracterizado al pueblo de Puerto Rico en periodos críticos, como los experimentados tras duros golpes de la naturaleza, tiene que imponerse con fuerza para frenar el repunte del COVID-19, que ya nos ha arrebatado a casi mil personas.

La responsabilidad ciudadana ha de erigirse como un escudo sólido contra la pandemia, cuyos efectos devastadores son visibles también en las operaciones comerciales y en la limitación sin precedentes de las actividades educativas, entre otros resultados que atentan contra la estabilidad del país.

Ante el gran desafío, resulta significativa la gestión de la Alianza Medios por Puerto Rico con su campaña educativa Un minuto de silencio, que promueve la reflexión y estimula acciones ciudadanas responsables para detener los contagios. La iniciativa busca desalentar que no se tome con seriedad el grave riesgo del COVID-19, al concienciar sobre las múltiples repercusiones negativas del escenario pandémico y lo que cada uno puede hacer para evitarlas.

Los mensajes en periódicos, emisoras de radio y televisión, vallas digitales, así como en las redes sociales, aluden al alcance destructivo del COVID-19, que además de enlutar a tantas familias, genera una ola de pérdidas de empleo debido a la paralización del sector privado y al cierre de comercios, entre otros saldos nocivos para todos.

La prolongación de la pandemia propicia ansiedades y temores que afectan la salud mental. Este efecto negativo ha quedado patente en las 150,000 llamadas a la línea de ayuda sicosocial registradas de marzo a agosto.

Ignorar las medidas salubristas que Puerto Rico puso en vigor desde marzo -mucho antes que en Estados Unidos y otros países- se ha traducido en un repunte que hasta ayer se reflejaba en 79,578 casos entre diagnósticos confirmados, sospechosos y probables. Las cifras de ayer incluían 533 hospitalizaciones, lo que constituye un número récord sumamente preocupante.

Quienes ignoran el distanciamiento físico se exponen a convertirse en vectores del virus. Pudieran contagiar a sus padres, madres, abuelos, hermanos y otros allegados. Pudieran quebrar incluso la salud de personas con quienes interactúan azarosamente.

Miles de personas contagiadas han sido ingresadas en hospitales, donde los profesionales de la salud han procurado estabilizarlas y salvarles la vida. Hasta ayer, 942 personas habían perdido la vida en la isla a causa del virus. Entre ellas, Puerto Rico ha perdido a jóvenes, profesionales y experimentados doctores y enfermeras, además de adultos mayores que muy probablemente se contagiaron con familiares en su propia residencia.

La tristeza abarca también a familias que han sufrido la muerte de hasta dos o más parientes. Por ello, es insólito que persista el desafío a la prohibición de actividades en las que se aglomeran personas, incluso sin usar mascarilla.

Frenar la tendencia de unos 700 contagios diarios permitirá encaminar la recuperación en renglones vitales. La educación, por ejemplo, ha quedado limitada sobre todo para los sectores empobrecidos cuyos niños no tienen una verdadera alternativa de educación a distancia mediante conexiones cibernéticas y en ciertos casos ni siquiera hay opción de recibir materiales didácticos impresos para continuar sus cursos.

Ante ese panorama, las autoridades deben intensificar sus gestiones para desalentar prácticas ciudadanas de riesgo, a la vez que mantienen los esfuerzos para ampliar la administración de pruebas para la detección del virus y rastreos de contagios que eviten brotes y neutralicen los existentes. Hasta el 12 de noviembre se habían detectado 468 brotes comunitarios.

Salir airosos del reto pandémico, sin duda dependerá en gran parte de la respuesta responsable de todos los ciudadanos. El momento llama a la solidaridad, en protección de la familia, la propia y la de los demás. Está en las manos de todos allanar la curva de contagios de la pandemia y promover a paso firme la recuperación de Puerto Rico.

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: