💬

Un transporte colectivo que eleve la calidad de vida

Los planes del gobierno de Puerto Rico de proveer un transporte colectivo eficiente en San Juan y municipios adyacentes merecen la más esmerada ejecución ante los proyectados beneficios para los usuarios actuales y futuros.

Debemos subrayar que, precisamente para que sean exitosas, las nuevas metas no deben arrastrar las prácticas procesales o políticas que en el pasado descarrilaron proyectos que también perseguían estimular las actividades sociales y económicas en esas zonas densamente pobladas. Lamentablemente, así ha ocurrido con el Tren Urbano, un proyecto de alta inversión, pero todavía de uso e impacto económico limitados.

Las iniciativas anunciadas por el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) para revitalizar los servicios de autobuses, la línea ferroviaria y los viajes marítimos adscritos a la nueva Autoridad de Transporte Integrado (ATI) tienen que estar sujetas a una fiscalización minuciosa que garantice el cumplimiento de cada etapa de los proyectos. Un paso esencial es la selección adecuada de los contratistas de las nuevas edificaciones, remodelaciones o reconstrucciones.

La nefasta experiencia del puente atirantado en Naranjito ilustra la relevancia de garantizar que los proyectos de transportación como los contemplados en la ATI se rijan por los códigos de construcción y otras regulaciones que aseguren la estabilidad de las estructuras y su uso prolongado. La gestión óptima del DTOP ante esa tarea vital debe impedir la pérdida de fondos públicos, y facilitar la obtención de recursos para proyectos adicionales y el adecuado mantenimiento de la infraestructura vial.

Muchas personas, incluida una porción significativa de adultos mayores, ciudadanos con necesidades especiales y estudiantes de escuelas, colegios y universidades, dependen del sistema público de transportación para ir diariamente desde sus hogares hasta sus talleres de trabajo, centros de salud, instituciones docentes, supermercados u otros comercios.

El DTOP reportó que 1,396,746 pasajeros utilizaron las guaguas públicas en 2022, un alza de 557,546 personas en comparación con el año previo. En el tren, el incremento de pasajeros fue de 806,714 pasajeros: en el 2021 viajaron 1,649,952 personas y en el 2022 un total de 2,456,666. Sin embargo, la irregular frecuencia del arribo de autobuses a las paradas causa serios contratiempos a los usuarios.

En estas circunstancias, es atinado el anuncio de mejoras a la flota de guaguas públicas, la contratación de choferes adicionales y la rehabilitación de 400 paradas, muchas de las cuales carecen de techo para resguardar del sol y de la lluvia. Además, es necesario renovar la rotulación en los espacios de espera y los terminales. Hay carencia de información actualizada sobre las rutas y de mapas para orientar sobre la línea que se debe abordar para llegar al destino deseado. Otro paso conveniente es la incorporación de cuatro autobuses eléctricos que abonarían a la reducción de emisiones contaminantes. La progresiva sustitución de los vehículos con motores impulsados por combustible fósil por unidades eléctricas o híbridas es otra medida deseable.

Será necesario revisar las rutas y reacondicionar los accesos peatonales de los terminales, las paradas de guaguas y las estaciones del Tren Urbano para estimular más el uso de estos servicios. Las barreras arquitectónicas, la falta de iluminación y otros factores que tornan inseguros ciertos tramos desalientan la utilización del transporte público y fomentan opciones más onerosas para ir a trabajar, estudiar, a citas médicas o hacer otras diligencias.

La optimización del transporte colectivo debería aliviar las congestiones vehiculares ya demasiado habituales en la agenda diaria. De hecho, las anunciadas reparaciones y mejoras de carreteras provocarían un flujo más lento en algunas rutas metropolitanas, como anticipó el DTOP. En tal sentido, la revitalización de los sistemas de autobuses y del Tren Urbano disminuirán los inconvenientes de las remodelaciones de vías públicas, en la medida en que se sumen más usuarios al sistema de transporte colectivo.

Esperamos que las mejoras financiadas con fondos federales asignados para la reconstrucción por los daños de los golpes ciclónicos, y otras iniciativas, se cumplan enmarcadas en una gestión transparente de administración que sume excelencia al servicio de transporte colectivo integrado en Puerto Rico.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: