💬

Urge estrategia cabal para atender al adulto mayor

En Puerto Rico hay alrededor de 600,000 personas que apoyan a un allegado – familiar o amigo – adulto mayor, una responsabilidad que impacta todas las esferas de la vida del cuidador, su salud física y mental y su seguridad financiera o de empleo. En este mes dedicado a los cuidadores de nuestra población envejecida, la mejor forma de reconocerles es por medio de una política pública comprensiva que les alivie la presión y facilite el acceso a servicios.

La Cámara de Representantes y la organización AARP anunciaron en semanas recientes la creación de un grupo de trabajo con la encomienda de preparar legislación para atender las necesidades de los adultos mayores y sus cuidadores. Será un gran avance que los trabajos produzcan en el menor tiempo posible una política pública abarcadora y funcional para servir a corto plazo y efectivamente a estos miles de familias. A largo plazo, hace falta una política pública que aborde el crecimiento de la población de adultos mayores con estrategias coordinadas de desarrollo económico y social.

Según el Programa de Geriatría del Departamento de Salud, para enero de 2021, la mediana de edad para Puerto Rico cambió de 36.9 años, en 2010, a 43.2 años en 2019. Se espera que la tendencia de envejecimiento continúe por los próximos 30 años. Esto significa que habrá más necesidad de servicios multidisciplinarios dirigidos a esa población. Dicho panorama representa una oportunidad para innovar y generar empleos que retengan y atraigan de vuelta a la isla la población más joven.

De acuerdo con una encuesta de AARP, solo el 2% de la población adulta mayor está en instituciones de cuido. El 83% prefiere quedarse en la casa, pero solo el 43% tiene acceso a servicios en el hogar.

En la encuesta, 67% de los entrevistados respondió que ha cuidado a un ser querido y el 55% vive con la persona que cuida. Independientemente del afecto y del compromiso con el ser querido, esta realidad puede llegar a ser agobiante para los cuidadores pues se alteran sus ciclos de descanso y atención a los asuntos propios o de su núcleo familiar. A quienes trabajan, ya sea desde su hogar o fuera, se les dificulta mantener en equilibrio ambas responsabilidades. La situación aumenta los niveles de estrés, lo que es nocivo a la salud. Todo ello tiene repercusiones directas e indirectas en la economía doméstica y la del país.

La pandemia del COVID-19 agudizó esos retos para los cuidadores. El 51% de los cuidadores encuestados respondió que la pandemia tuvo algún tipo de impacto negativo. El 21% tuvo que dejar de trabajar para cuidar a su allegado, tuvo que mudarse o llevarse a la persona a su hogar. El 42% se vio obligado a hacer cambios a su residencia para adecuar los espacios a las necesidades del adulto mayor.

Los esfuerzos que realice el comité cameral deben incluir datos y voces de otras agencias pertinentes, como los departamentos de la Familia, Salud, Vivienda y Desarrollo Económico y Comercio, así como de organizaciones que agrupan a gerontólogos, geriatras y economistas, entre otros profesionales, para desarrollar estrategias concretas de beneficio multigeneracional.

Dicho análisis puede alumbrar los planes de recuperación de los desastres pasados. Por ejemplo, considerar a esta población en la planificación urbana ayudaría a evitar el aislamiento de tantos adultos mayores en hogares distantes de los espacios de socialización y acceso a bienes y servicios.

El 96% de los cuidadores entrevistados para la encuesta de AARP reconoció que es muy o sumamente importante contar con más recursos y capacitación. El 95% destacó que es de suma importancia contar con servicios que les permitan permanecer en sus hogares la mayor parte del tiempo posible.

Las respuestas muestran hacia dónde dirigir las primeras acciones de gobierno, algunas de las cuales requieren, más que legislación, voluntad.

Las personas mayores y sus familiares necesitan de profesionales especializados en las distintas facetas del quehacer para que cuiden y faciliten esa tarea, permitan a familiares mantenerse en la fuerza productiva y provean servicios de salud física, mental y recreacional para una generación que aportó sus mejores años a la sociedad.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: