Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Hay ciertos tumores de cáncer de seno que son tan agresivos que pueden desarrollarse durante el tiempo que transcurre entre cada mamografía.
Hay ciertos tumores de cáncer de seno que son tan agresivos que pueden desarrollarse durante el tiempo que transcurre entre cada mamografía. (Shutterstock)

Saber qué hacer para detectar el cáncer temprano y a dónde ir para obtener un diagnóstico y tratamiento apropiados son estrategias de prevención cruciales para proteger tu salud. En Puerto Rico, el cáncer de seno es la primera causa de muerte por cáncer en las mujeres y el cáncer de colon la segunda causa, tanto en hombres como en mujeres. Estas condiciones, con mucha probabilidad, nos tocarán de cerca o impactarán a alguno de nuestros seres queridos.

Para aumentar la supervivencia dentro de este marco de posibilidades, el doctor Luis Báez Vallecillo, hematólogo oncólogo, estableció estrategias novedosas de prevención en las Clínicas de Sospecha del Centro Comprensivo de Cáncer de la Universidad de Puerto Rico (CCCUPR). También, tras observar numerosos casos de cáncer avanzado en personas de diferentes edades en la isla, creó recientemente un innovador programa de prevención de cáncer en PR Oncology, en la avenida José de Diego, en San Juan.

“Hay que abrir paso a la prevención, el diagnóstico temprano y el cernimiento es lo crítico en el cáncer”, señaló el especialista en cáncer de seno y cáncer colorrectal.

Su programa de prevención de cáncer brinda a las personas la oportunidad de obtener un diagnóstico temprano, buen cernimiento y manejo del cáncer para detenerlo, controlarlo o evitarlo cuanto antes.

Detección de cáncer de seno

En el caso de cáncer de seno, la mamografía bilateral de cernimiento desde los 40 años es el punto de referencia en el diagnóstico temprano cuando el tratamiento es más eficaz. Si se hace todos los años, aunque algunos especialistas en Estados Unidos la recomiendan cada dos años, el doctor Báez afirmó que es muy efectiva.

“Antes de que se forme un tumor canceroso, hay una evolución de las células que van dejando basurita, que son calcificaciones, y se encuentran esas calcificaciones, se sacan, se encuentra el precáncer y pues, nunca le da el cáncer a la mujer y la curamos antes de que ocurriera”, detalló.

En cambio, si el examen se atrasa por “el terremoto, María o la pandemia, nunca se hace, y se desarrolla el tumor y se encuentra ya en etapas más avanzadas”, advirtió el especialista.

Las mujeres de 50 a 69 años que se someten a mamografías de detección tienen menos probabilidades de morir por este cáncer que quienes no lo hacen.

Alternativa para mamas densas

Las mujeres que tienen las mamas densas pueden requerir examen de tomosíntesis, una mamografía tridimensional (3D) que permite ver con precisión los hallazgos en el seno denso y poder descartar o detectar cáncer. No es un procedimiento estándar, pero está disponible y se recomienda discutir esta opción de examen con el médico primario o ginecólogo.

El tiempo apremia a la hora de tratar el cáncer

Baez Vallecillo destacó que hay ciertos tumores de cáncer de seno que son tan agresivos que pueden desarrollarse durante el tiempo que transcurre entre cada mamografía. También, hay tumores que pudieran ocultarse y “pasar por debajo del radar” de la mamografía. Un buen equipo de especialistas es imprescindible para detectarlos.

Con frecuencia, estos tumores son descubiertos cuando la mujer se palpa una masa o bulto al bañarse o vestirse. Ante esto, es bien importante que las mujeres se familiaricen con la forma natural en que lucen o se sienten sus senos e informar cualquier cambio a su médico de inmediato.

Las mujeres que están en alto riesgo de desarrollar cáncer de seno debido a ciertos factores, como historial familiar, historial clínico o factores genéticos, deben someterse a una imagen de resonancia magnética (MRI) de los senos y a un mamograma cada año, por lo general, a partir de los 30 años.

Puedes saber tu riesgo

Un especialista en cáncer de seno puede calcular el riesgo aproximado que cada mujer pudiera enfrentar de desarrollar cáncer de seno en cinco años, basándose en unas tablas y modelos estocásticos de prognosis (pronósticos), a base del historial médico, historial familiar e historial de seno. Dependiendo del riesgo calculado, el oncólogo puede recomendar un nivel de cernimiento más apropiado, más sensitivo y específico de forma individualizada.

Como ejemplos de diagnóstico temprano en personas de alto riesgo por cáncer de seno, Báez Vallecillo mencionó que se puede requerir la mamografía bilateral, superior a ella una mamografía con contraste, luego mamografía con tomosíntesis y superior a esta última un MRI de seno bilateral. La sonomamografía puede ser complementaria a estos estudios.

Quimioprevención

Las innovaciones para la prevención del cáncer de seno continúan.

“Hay ya evidencia de que yo te puedo ofrecer tratamiento preventivo y eso se llama quimioprevención. No es quimo. Son con pastillas, pastillas antihormonales”, afirmó y explicó que es un tratamiento farmacológico por cinco años para personas con riesgo superior a desarrollar cáncer en cinco años.

Colonoscopia para detectar el cáncer de colon

Por otra parte, Báez alertó que “estamos viviendo una epidemia de cáncer colorrectal”.

La colonoscopia sigue siendo la prueba para la detección temprana y reducir el riesgo de morir por este cáncer.

Las guías de la Sociedad Americana contra el Cáncer recomiendan que las personas de 45 años con riesgo promedio, es decir, que no tienen factores de riesgo de cáncer de colon aparte de la edad, no esperen a hacerse la colonoscopia para prevenir y detectar cáncer.

Si te encuentran pólipos, se pueden extirpar durante el procedimiento, antes de que se conviertan en cáncer.

Las personas jóvenes con un mayor riesgo, como las que tienen antecedentes familiares de cáncer de colon, deben considerar adelantar la colonoscopia. Se les aconseja realizarla 10 años antes de la edad en que cualquier familiar haya tenido cáncer de colon. Es decir, si tu abuelo o mamá tuvieron cáncer de colon a los 40, te toca a los 30. La colonoscopia debe repetirse cada 3, 5 o 10 años, según recomiende el médico.

Identifica las señales

La sensación de no poder vaciar el intestino después de haber defecado, también conocida como tenesmus, sangrado rectal, cambio en color, forma o consistencia de las heces, cambio en el calibre de las heces como unos “lapicitos o como bolitas”, cambios en la rutina, o pérdida de peso sin llevar dieta, son algunas de las señales por las que deberías consultar con tu médico.

Ir tras mutaciones genéticas

Un aspecto que considera importante el especialista es que hay un crecimiento grande en las mutaciones genéticas heredadas que te predisponen a desarrollar cáncer de seno o de colon.

En Puerto Rico, según explicó, tienden a encontrarlas después que les da cáncer a las personas. Para contrarrestar esto, existe la posibilidad de realizarle pruebas a los miembros de una misma familia que permitan encontrar esas mutaciones antes de que se conviertan en pacientes con un diagnóstico de cáncer.

“El cáncer es curable mientras más temprano se encuentra. Mientras más tarde, la curva de curabilidad empieza a caer” aseguró. En resumidas cuentas, si tienes historial familiar de cáncer, considera ver a un especialista en prevención de cáncer.

💬Ver comentarios