De izquierda a derecha, Eddie W. Alicea Sáez, presidente ejecutivo de Cooperativa La Sagrada Familia; Nino Correa Filomeno, comisionado interino del NMEAD; y Alexis Torres, secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico.
De izquierda a derecha, Eddie W. Alicea Sáez, presidente ejecutivo de Cooperativa La Sagrada Familia; Nino Correa Filomeno, comisionado interino del NMEAD; y Alexis Torres, secretario del Departamento de Seguridad Pública de Puerto Rico. (Suministrada)

Con una inversión de alrededor de $650 mil, Oasis La Sagrada Familia, garantizará un lugar de encuentro donde la comunidad pueda reunirse y organizar esfuerzos de ayuda en momentos de emergencias.

Cooperativa La Sagrada Familia anunció la firma del acuerdo con el Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD) que convierte oficialmente al Oasis La Sagrada Familia en un community hub de nivel macro en el municipio de Naranjito, al servicio de más de 128,000 habitantes de Corozal, Naranjito, Barranquitas, Orocovis y Comerío, en caso de emergencias o desastres naturales. Esta firma coincide con el inicio de la academia de capacitación al voluntariado que se activará en caso de ser necesario.

“Vemos el resultado de un esfuerzo que iniciamos en el 2018 y que nació por el sufrimiento y la necesidad de nuestra gente ante el impacto del huracán María, donde nos vimos en la necesidad de agua potable, inmensos problemas de comunicación, escasez de combustible y un sinnúmero de necesidades básicas... Por esto, queremos capacitar a voluntarios de los municipios aledaños para enfrentar cualquier situación de emergencia”, comentó Eddie W. Alicea Sáez, presidente ejecutivo de Cooperativa La Sagrada Familia.

“Nos llena de mucho orgullo haber recibido la certificación del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres como un nuevo community hub que permitirá ser un centro de almacenamiento y distribución al servicio de las comunidades, en apoyo a la misión gubernamental”, puntualizó Donel Cosme Díaz, presidente de la Junta de Directores de Cooperativa La Sagrada Familia.

Por su parte, Alexis Torres, secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP) de Puerto Rico dijo que “si algo hemos aprendido en estos últimos años, es que tenemos que prepararnos para poder enfrentar cualquier emergencia. Es por esto que creemos firmemente en que los primeros respondedores son los líderes comunitarios, las organizaciones sin fines de lucro, las iglesias y las entidades cercanas a las comunidades. Los community hubs tienen el fin de servir de centros de ayuda para asistir a las personas con sus necesidades básicas, coordinar servicios, ofrecerles apoyo en la preparación y la recuperación en caso de desastre natural, distribuir suministros e identificar vulnerabilidades para trabajarlas y que puedan ser resilientes”.

Estos centros se establecen con el fin de organizar en un mismo lugar las oficinas regionales de servicios gubernamentales en alianza con empresas, donde los ciudadanos puedan realizar trámites y recibir servicios de forma rápida y eficiente.

Oasis La Sagrada Familia dispone de un salón de reuniones, pozo de agua potable, cisterna y reservas de gasolina y diésel. Además, cuenta con el espacio para aterrizaje de helicópteros.

Estos centros son los que proveen la ayuda básica necesaria a las personas en caso de emergencia, sin tener que esperar por la limpieza de carreteras o que haya acceso por los caminos. El gobierno central está listo para actuar y asistir en caso de emergencia, pero si algo aprendimos con María es que las comunicaciones fallan, las carreteras y los puentes se derrumban, y es más difícil llegar a ciertos lugares. De esta forma, las comunidades pueden contar con la ayuda básica de manera inmediata”, destacó el comisionado interino del NMEAD, Nino Correa Filomeno.

Para ser voluntario, llama al 787-903-6150 o escribe a enlacecomunitario2019@gmail.com.

💬Ver comentarios