PRESENTADO POR
Corazón Saludable
Se adhiere a los criterios de The Trust Project
La obesidad aumenta el riesgo de fibrilación auricular

La obesidad puede causar cambios estructurales en el corazón que pueden predisponer a la fibrilación auricular

23 de mayo de 2024 - 12:00 AM

Ciertos alimentos contribuyen a prevenir la obesidad y promueven una buena salud cardiovascular. (Shutterstock)
Si una persona tiene sobrepeso u obesidad, el corazón tiene que hacer más esfuerzo para bombear sangre a través del cuerpo.
Si una persona tiene sobrepeso u obesidad, el corazón tiene que hacer más esfuerzo para bombear sangre a través del cuerpo. (Suministrada)

En 2022, el 36.6 % de la población en Puerto Rico tenía sobrepeso y el 34.1 % obesidad, según el Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento.

A continuación, la doctora Rosaly Cartagena, presidenta del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Puerto Rico, explicó el impacto del sobrepeso y la obesidad en el riesgo de fibrilación auricular y las enfermedades cardiovasculares.

  • Si una persona tiene sobrepeso u obesidad, el corazón tiene que hacer más esfuerzo para bombear sangre a través del cuerpo. Esto puede provocar un aumento en la presión arterial.
  • La obesidad puede causar cambios estructurales en el corazón, como agrandamiento de las cámaras cardíacas y alteraciones en la función del músculo cardíaco, que pueden predisponer a la fibrilación auricular.
  • La fibrilación auricular puede, a su vez, aumentar el riesgo de desarrollar enfermedad coronaria, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

A tales efectos, existen ciertos componentes de nuestra dieta que contribuyen al riesgo de fibrilación auricular y enfermedad cardiovascular, como las grasas saturadas y grasas trans presentes en comidas procesadas, carnes altas en grasa, productos lácteos enteros y alimentos fritos, entre otros; el consumo de azúcares añadidos que se encuentran en productos como las bebidas azucaradas, los alimentos procesados y los postres; y la ingesta elevada de sodio. Los productos altamente procesados y enlatados tienen un elevado contenido de sodio; y el consumo de alcohol, que puede desencadenar episodios de fibrilación auricular y contribuir al aumento de peso y la presión arterial alta.

La buena noticia es que ciertos alimentos contribuyen a una buena salud cardiovascular, como por ejemplo:

  • El pescado graso, como el salmón y el atún, es rico en ácidos grasos omega-3. Es importante consumir, al menos, dos porciones de pescado graso a la semana. El método de cocción debe ser al horno, a la parrilla o a la plancha.
  • Las frutas y los vegetales tienen un alto contenido de vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.
  • La avena y otros granos integrales son ricos en fibra soluble y ayudan a reducir el colesterol malo (LDL) en la sangre. Puedes incluir la avena en las batidas, el yogur y los pancakes.
  • Las nueces y las semillas como la almendra, la semilla de chía y de lino son excelentes fuentes de ácidos grasos omega-3. Puedes agregarlas a ensaladas, yogur y batidas.
  • Las lentejas, los garbanzos y las habichuelas proveen fibra, proteínas y otros nutrientes que promueven la salud cardiovascular.

En la página del Colegio de Nutricionistas y Dietistas de Puerto Rico (cndpr.org) encontrarás un listado de profesionales por pueblo que pueden ayudarte a diseñar un plan de alimentación balanceado.

BrandStudio
Este contenido fue redactado y/o producido por el equipo de GFR Media.

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: