Carnival anunció que se cancelaron todos los viajes del Carnival Spirit para Alaska, saliendo desde Seattle, e incluso las travesías que ese barco haría posterior. (Gregorio Mayí / Especial para GFR Media)

La ola de cancelaciones de viajes provocada por la pandemia del coronavirus COVID-19, se extenderá mucho más de lo previsto. Hoy Carnival Cruise Line fue la primera línea de cruceros en anunciar que cesará operaciones completas en Norte América hasta el 31 de julio y que cuando reinicie los viajes, será en fases. Ya la empresa había extendido el cese, sugerido por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades, hasta el 27 de junio.

Si esta vez todo sale como planificado, el reinicio será a partir del primero de agosto, pero esa primera fase solo incluirá ocho barcos en tres puertos. Estos serán Miami (Carnival Horizon, Carnival Magic y Carnival Sensation); Puerto Cañaveral, (Carnival Breeze y Carnival Elation), ambos puertos de Florida, así como desde Galveston, Texas, desde donde saldrían el Carnival Dream, Carnival Freedom y Carnival Vista.

Todas las demás salidas, tanto desde puertos de Estados Unidos y Australia, deberán reanudarse desde el 1 de septiembre. La empresa no ha confirmado si esto aplica a San Juan, que tiene el Carnival Fascination como puerto base todo el año y que estaría dentro del grupo restante que navegaría desde septiembre.

Además, se cancelaron todos los viajes del Carnival Spirit para Alaska, saliendo desde Seattle, e incluso las travesías que ese barco haría posterior, y que incluía un viaje transpacífico, desde Honolulu, Hawai, en octubre.

La empresa dijo que esta decisión es para apoyar todos los esfuerzos de salud pública ante esta pandemia, y que las medidas tomadas son para ofrecer viajes que sean fácilmente accesibles por auto para la mayoría de sus pasajeros.

Los viajeros que tenían reservaciones para estas fechas, recibirán un email directamente de Carnival, pero además deberán comunicarse con sus agentes de viaje locales, si hicieron reservación a través de ellos, o en internet a través de la página de carnival.com si reservaron directo con ellos. No se recomienda llamar por el alto volumen de llamadas y extenso tiempo de espera. Como en todas las cancelaciones debido al coronavirus, estarán ofreciendo la opción de crédito para un viaje futuro o un reembolso directo.

Con esto, Carnival confirma lo que a viva voz se rumoraba en la industria de cruceros, de que la vuelta a lo más cercano a la normalidad, está lejos aún. Su empresa matriz, Carnival Corporation, que agrupa además de Carnival Cruise Line, a Holland America y Princess Cruises, entre otras líneas de crucero, está bajo la lupa del Congreso Federal de Estados Unidos, que la semana pasada inició una investigación sobre la manera en que manejaron los primeros brotes del coronavirus, que fueron en los barcos Diamond Princess y Grand Princess.

Una carta enviada por miembros del Congreso a Arnold Donald, CEO de la corporación, indicaba que los CDC habían establecido un vínculo con pasajeros de cruceros y casos de coronavirus en más de 15 estados, y que ellos querían asegurarse que cuando regresaran a la normalidad se siguieran todas las medidas para garantizar la salud y seguridad de los pasajeros y de la tripulación.

Todavía no se ha confirmado si otras líneas de crucero extenderán su cese de operaciones más allá de finales de junio.


💬Ver 0 comentarios