Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La atracción London Eye es una de las más concurridas en la capital de Inglaterra. (Pixabay)

Quien haya estado en Londres sabrá que subirse al London Eye, la estrella gigante desde la que se tienen una de las mejores vistas de la ciudad, implica pasarse no menos de hora y media haciendo fila para comprar los tickets. En París, lo mismo ocurre para quienes quieren subirse a la Torre Eiffel. Y lo mismo se encontrarán los visitantes del resto de las principales capitales europeas, pero hay opciones para hacer las esperas más cortas y, por lo tanto, aprovechar al máximo el tiempo.


💬Ver 0 comentarios