Royal Caribbean, que anunció hoy pérdidas de $1,400 millones en el primer trimestre de 2020, también indicó que la suspensión de cruceros será hasta el 31 de julio. (Archivo GFR Media)

Dos empresas de crucero anunciaron hoy la cancelación de cruceros hasta agosto, uniéndose así a Princess Cruises, Holland America y Disney Cruise Line que anunciaron cancelaciones recientemente. Norwegian Cruise Line, junto a Oceania Cruises y Regent Seven Seas, que pertenecen a la misma empresa de Norwegian Cruise Holdings, dijeron que cancelarán sus salidas hasta el 31 de julio, como una manera de unirse a los esfuerzos globales para erradicar el coronavirus.

Royal Caribbean, que anunció hoy pérdidas de $1,400millones en el primer trimestre de 2020, también indicó que la suspensión de cruceros será hasta el 31 de julio, esperando navegar nuevamente a partir del 1 de agosto. Esto con la excepción de los barcos que salen desde China, cuyos viajes están cancelados solo hasta el 30 de junio. Para el 2021 parece que el panorama se ve más positivo, ya que indicaron que tienen gran cantidad de reservaciones.

Previo a este anuncio, Disney Cruises Line había extendido la suspensión hasta el 27 de julio, y Princess Cruises y Holland America, cancelaron sus viajes por el resto del verano.

La presidenta de Princess Cruises, Jan G. Swartz, dijo que tuvieron que tomar esa medida debido a la reducción de la disponibilidad de vuelos, el cierre de los puertos de cruceros mundiales y otros factores que afectan los viajes. Indicó que habían cesado operaciones esperando que para el verano ya el mundo se recobrara de la pandemia del coronavirus COVID-19, pero que ahora está claro que no ha sido el caso.

Princess canceló la temporada completa de Alaska y los "cruise tours", que son viajes combinando cruceros y excursiones terrestres. También todos los cruceros restantes de Europa y transatlánticos, así como todos los cruceros por el Caribe y Canadá y Nueva Inglaterra y los de verano a otoño que salen desde Japón, los de Australia y Taiwán y los cruceros de otoño a Hawai. Igualmente se cancelaron los que van por la Polinesia Francesa en noviembre.

En el caso de Holland America, la línea canceló todos los viajes de Alaska, Canadá-Nueva Inglaterra, Europa y la travesía especial “Gran África”, que saldría el 3 de octubre, y duraría 79 días. Posterior a ese anuncio, el presidente de esa empresa de cruceros, Orlando Ashford, renunció efectivo finales de mayo.

Tanto en Holland como en Princess Cruises, que pertenecen a Carnival Corporation, están ofreciendo a los pasajeros que hayan pagado su viaje en su totalidad, la opción de un Crédito de Crucero Futuro (FCC) equivalente al 125% de la tarifa del crucero pagado. Si no han pagado en su totalidad, duplicarán el depósito, otorgando también un crédito futuro, más un incentivo; quienes lo prefieren pueden solicitar reembolso completo de lo pagado.

Cada línea de barco maneja las cancelaciones de manera diferente pero tienen como denominador común ofrecer un crédito para viaje futuro o la devolución de lo invertido. Sin embargo, debe consultar todas sus opciones, nuevas reservaciones o cancelaciones con su agente de viajes local o con la línea de cruceros si reservó a través de ellos.

Gran impacto en Alaska y Europa

La cancelación de la temporada de Alaska de estas líneas, que son las líderes en cruceros allí, representa no solo una pérdida millonaria para estas empresas de barco, y la tristeza de los viajeros que planifican esas vacaciones con mucha anticipación, sino también un impacto económico gigantesco para ese estado. Alaska renace cada año en la temporada de cruceros que va de mayo a septiembre, recibiendo millones de visitantes y para atenderlos se reabren cientos de negocios que están cerrados la mayor parte del año. Además la temporada es una gran fuente de empleo, pues se reclutan miles de empleados que prácticamente se mudan y van a trabajar solo esos meses en sus atracciones turísticas, incluyendo en sus hoteles, muchos de ellos, también propiedad de las líneas de crucero.


💬Ver 0 comentarios