Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
La Parte B no es automática, la persona debe acudir a la oficina del Seguro Social más cercana para inscribirse.
La Parte B no es automática, la persona debe acudir a la oficina del Seguro Social más cercana para inscribirse. (Shutterstock)

Cuando se llega al retiro, las personas se remontan a esa época en donde planificarán cómo serán las siguientes vueltas al sol, el mantener una buena calidad de vida y, sobre todo, escoger qué tipo de protección de salud les cubrirá.

En la actualidad, existe una diversidad de opciones que les proveen a los adultos mayores las alternativas que necesitan. Sin embargo, ¿desde qué momento hay que preocuparse por un seguro de salud? ¿Qué es el Medicare? ¿Es necesario? ¿Cómo lo obtengo? A veces, estas interrogantes surgen muy tarde.

Wilfredo N. Reyes Maldonado, especialista en seguros de salud de Medicare de los Centros de Servicios de Medicare & Medicaid (CMS, en inglés) Puerto Rico e Islas Vírgenes, dijo que este seguro médico es creado a través de un programa federal para personas de 65 años o más.

Reyes explicó que el Medicare surge con la intención de cubrir una necesidad médica para las personas de edad avanzada que estén en etapa de retiro dentro del plano laboral. Fue el 30 de julio de 1965, bajo la administración del presidente Lyndon B. Johnson, cuando se firmó la ley que creó programas para las personas de edad avanzada después de retirarse. Años más tarde, en 1972, bajo la administración del presidente Richard Nixon, se extiendió la cobertura del Medicare a personas menores de 65 años con discapacidades de larga duración y enfermedad renal en su etapa final.

“Una persona puede ser elegible para recibir el Medicare antes, si tiene alguna incapacidad, como es una enfermedad renal en etapa terminal (ESRD en inglés), esclerosis lateral amiotrófica (ALS, en inglés), también conocida como la enfermedad de Lou Gehrig”, mencionó.

Por otra parte, Richard Aponte Vázquez, director del Departamento de Ventas de MMM, indicó que, si la persona está en una empresa, se recomienda que verifique su talonario y vea las deducciones realizadas sobre Medicare y Seguro Social, para que no tenga problemas en un futuro. Igualmente, si trabaja por cuenta propia, tiene que buscar la asesoría de un contable profesional para que le ayude a sacar los cálculos con los cuales, dependiendo de sus ingresos, deberá emitir pagos al gobierno para ser elegible a los requisitos del Medicare.

“El Medicare es un plan provisto por el gobierno federal para las personas que cualifican y sus cónyuges que aportaron mientras trabajaron. El beneficiario de este programa puede utilizar su plan Medicare Original en todo Estados Unidos y sus territorios para recibir servicios de salud, debido a que es un plan de libre selección. Esto, siempre y cuando, los proveedores sean certificados por el mismo sistema de Medicare”, aclaró Reyes.

Los entrevistados destacaron que el Medicare se divide en diversas pólizas. La Parte A, que es la que cubre los servicios de hospitalización; la Parte B, que cubre los costos médicos; y la Parte D, que cubre los medicamentos recetados. Esto se puede resumir como Medicare Original, que es la parte A; y Medicare Seguro Médico, que es la parte B.

“Este tipo de cubiertas cubren un costo de un 20 % que saldrían del bolsillo de la persona (lo que se conoce como coaseguro). A veces, las personas desconocen lo que es un coaseguro, de aquí surge la cubierta conocida como Medicare Advantage, que es lo que se conoce como la parte C. Para que las personas entiendan, este tipo de cubierta combina las parte A, B y D con algunos beneficios adicionales que el Medicare no cubre. Con este tipo de cubierta, se tiene beneficios del 100 % en hospital, servicios médicos, farmacia con copagos mínimos y otros beneficios adicionales como visión, dental y audición, entre otros”, añadió Aponte.

Igualmente, Reyes Maldonado señaló que los planes Medicare Advantage tienen un contrato anual con Medicare. “El plan debe notificarle sobre cualquier cambio antes del comienzo del siguiente año de inscripción”.

Tanto en Estados Unidos como en Puerto Rico la evolución de este programa ha sido a la par. Esto, debido a que CMS regula todos los aspectos legales y de activación para estos seguros de salud. “Para las aseguradoras en Puerto Rico es un reto, ya que tienen que dar todos los beneficios, tal vez, con una asignación menor en fondos que en los estados. Cada año, la medicina evoluciona, cambiando los servicios y volviéndose más rigurosos con costos que se mantienen en aumento, por lo que hay que trabajar el programa sin sacrificar los beneficios para el asegurado”, acotó Aponte.

Existen varios aspectos que las personas deben tener en cuenta, al momento de buscar información sobre cómo cualificar para los servicios que ofrece este programa de salud.

  1. Lo primero es que existe una prima por la Parte B del Medicare con un costo de $148.50, esta deducción se hace directamente del Seguro Social. Definitivamente, esto explica que la Parte B del Medicare no es libre de costo por servicios médicos. Aunque es opcional que la persona decida inscribirse, estaría desprovisto de la cobertura por servicios médicos y tampoco cualificaría para la cubierta de Medicare Advantage.
  2. La Parte B no es automática, la persona debe acudir a la oficina del Seguro Social más cercana para inscribirse. Este período dura siete meses e incluye los tres meses antes de que cumpla los 65 años, el mes cuando los cumple y tres meses después de que cumpla la edad para cualificar.
  3. Si la persona no se inscribe cuando es elegible por primera vez o bajo inscripción tardía en la Parte B, tiene una penalidad. Esta multa podría ser de hasta un 10 % por cada periodo de 12 meses que no se inscriba. La recomendación es que una vez sea elegible (65 años), envíe todos los documentos para que su registro sea efectivo. Si la persona paso por alto las fechas límites, este por ciento sigue aumentando, por tanto, el cheque del Seguro Social estará enfrentando una merma en fondos anual.
  4. Para obtener los servicios por incapacidad que son Medicare Partes A y B, debe haberlos recibido por un término de 24 meses (dos años). No es hasta el mes 25 que la persona obtendrá su derecho a recibir los beneficios de ambas partes.
  5. La persona recibirá los mismos beneficios del Medicare Original, a través del Medicare Advantage. Es importante que guarde su tarjeta de Medicare Original para ciertos servicios que se cubren bajo está póliza.
  6. Las personas que hayan cumplido más de 30 días corridos en prisión no pueden recibir los beneficios del Seguro Social, por ende, no podrán recibir los beneficios que ofrece el Medicare.

“Siempre es importante que las personas se orienten. Una de las alternativas es comunicarse con la oficina del Seguro Social ya cuando se acerca a la edad de 62 años o comunicarse con su proveedor de salud. Las personas deben entender que cada caso es particular y para cada uno se tienen que hacer procesos específicos. No se puede dar por sentado que todo el mundo es igual. Para afiliarse a un seguro médico, cada aseguradora le dará la información sobre el Medicare y los diferentes tipos de cubiertas”, exhortó Aponte.

Mientras que Reyes alentó a la comunidad a que tome las riendas de su salud y se eduque acerca de todas las opciones que existen antes de tomar una decisión.

“Si no has recibido tu copia del Manual de Medicare, llama al 1-800-Medicare (1-800-633-4227). Igualmente, puedes crear tu cuenta, de forma segura, a través de www.MyMedicare.gov”, puntualizó.

Para más orientación, llama al programa estatal de asistencia sobre seguro médico (SHIP) en Puerto Rico al 787-721-6121, extensión 1247; o a CMS Puerto Rico al 1-401-907-4584.

💬Ver comentarios