Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Los sonidos se han convertido en una opción para quienes no logran conciliar el sueño con facilidad.
Los sonidos se han convertido en una opción para quienes no logran conciliar el sueño con facilidad. (Shutterstock)

A la hora de dormir, el descanso profundo es esencial para funcionar mejor al otro día. Para lograrlo, los sonidos se han convertido en una opción para quienes no logran conciliar el sueño con facilidad y para quienes necesitan relajarse por episodios de ansiedad o por un día ajetreado en el trabajo o en la rutina en la casa.

Aunque aún hace falta más evidencia científica, sí se han dado los primeros pasos con algunos estudios que demuestran que los sonidos, clasificados por color, pueden ser una alternativa para las personas que no caen profundamente dormidas en las noches y, por tanto, al menor ruido, interrumpen estas horas importantes de descanso.

Cuando se habla del ruido de color, se hace referencia a la longitud de la onda que diferencia a cada sonido del resto por la potencia y la distribución de su frecuencia. Los colores también se asocian a distintas longitudes de onda, según el sitio de tecnología nobot.com, y, por tanto, se relacionan con el sonido y el color.

A continuación, una descripción de los sonidos de color más populares:

Blanco

¿Recuerdas el sonido del televisor o la radio sin sintonizar? Hay quienes coinciden en que el llamado sonido blanco suena de esa manera o muy similar. Ese sonido es el favorito de algunas personas que no pueden conciliar el sueño con facilidad e incluso enfrentan episodios de ansiedad, pues provee una sensación de tranquilidad. Este ruido integra todo el espectro de frecuencias sonoras existentes, de forma armónica, y sin que haya frecuencias que se destaquen por encima de otras, según el sitio web Psicología y mente. Ninguna sobresale por encima de la otra. Es decir, se distingue por bloquear otros sonidos que pueden ser molestosos a la hora de dormir, y, además, es uniforme. Por tanto, podría disipar ruidos de vecinos, carros en la zona donde vives y hasta evitar el sonido de los enseres en el hogar. Ese sonido constante y placentero previene sobresaltos al momento de descansar luego de un día cargado de trabajo. Por tanto, se evita interrumpir el sueño, esencial para el bienestar de las personas.

Rosa

Aunque también se recomienda para dormir, no se considera un sonido fulminante para no levantarte de la cama en toda la noche. No obstante, sí favorece la calidad del sueño profundo y la memoria, según un estudio publicado en la revista Frontiers in Human Neuroscience. Si se quiere comparar con un ruido conocido, el sonido rosa se parece al crujido de las hojas, a la lluvia constante o al viento fuerte. Según el estudio, que cita la revista Time, se realizó una prueba con 13 adultos, de más de 60 años. Las personas se expusieron al ruido rosa cuando se encontraban en el período más profundo del sueño, y experimentaron una sensación agradable. La autora del estudio, la neuróloga Phyllis Zee, dijo, según la publicación, que se puede percibir el sonido, pero no lo suficiente para interrumpir el sueño. De esa prueba, también se concluyó que el rendimiento de la memoria fue mejor.

Marrón

Cuando se menciona el sonido marrón, debe pensar en el murmullo de muchas personas concentradas en un mismo lugar. También, podría compararse con ese sonido que surge de las olas del mar. Se asocia con el sonido blanco porque también se caracteriza por bloquear otros sonidos que afectan a nuestro descanso. Ese murmullo es recomendable para personas que quieren relajarse y necesitan un espacio de concentración. Si se compara con los anteriores, no es tan agudo como el blanco.

💬Ver comentarios