Involucra a toda la familia en la planificación del plan de emergencia. (Shutterstock)

A tomar en consideración:

1. Conoce los riesgos en tu casa.

2. Conoce las capacidades y los recursos disponibles que tienes en tu casa para enfrentar una emergencia.

3. Analiza la composición familiar y cualquier necesidad especial que exista.

Sigue estos pasos:

Discute

1. Convoca a una reunión con todos los miembros de la familia para hablar y discutir los riesgos, las capacidades, la composición familiar y las necesidades especiales. Es importante que los padres escuchen a sus hijos, aunque estos sean pequeños, ya que sus preocupaciones e inquietudes deben tomarse en consideración al desarrollar un plan.

2. Discutan los posibles escenarios que pudieran ocurrir si sucede una emergencia. Por ejemplo, si están en el patio o en sus cuartos; si es de día o de noche; o si necesitan ir a un refugio o no, entre otros.

3. Prepara una lista de todos los suministros de emergencia que estarán en la casa y en las mochilas. Incluye: comida, agua y suministros para, por lo menos, dos semanas o, lo más que puedas. Incluye cómo vas a rotar el inventario para evitar los suministros expirados.

Documenta

Prepara un documento escrito que incluya:

1. Dirección de la residencia y sus coordenadas (usa Google Maps o Google Earth)

2. Nombres y edades de cada miembro de la familia

3. Condiciones especiales de algún miembro de la familia (medicamentos, alergias, etc.)

4. La ruta de desalojo de la casa (mapa o foto)

5. Lugar de refugio más cercano (mapa o foto)

6. Cómo se van a comunicar

7. Una lista de los números de emergencia, de las agencias de emergencia del municipio y de hospitales, servicios de ambulancia, médicos y veterinario, si tienes mascota.

8. Números de teléfonos y dirección física de familiares cercanos

9. Establece un punto de encuentro fuera de la casa para reunificarse en un punto medio que sea seguro.

10. Identifica a una o dos personas contacto que sean de tu confianza que sirvan de enlace con tu familia.

11. Saca copia de todos los documentos personales y guárdalos en una bolsa plástica sellada a prueba de agua. Mantén estos documentos en tu mochila de emergencia. También puedes digitalizar los documentos y subirlos a la red en un servicio de “Cloud” o almacenamiento de datos virtual. Recuerda guardar dinero en efectivo.

Practica

1. Practica con tu familia el Plan de Emergencias Familiar.

2. Realiza simulacros de terremoto en tu casa.

3. Recorre en carro o a pie la ruta de desalojo de tu casa.

4. Visita el refugio más cercano a tu casa.

5. Recorre las rutas a los hospitales más cercanos a tu casa.

6. Discute frecuentemente el plan con tu familia. Es importante que lo actualices a menudo, incluyendo los contactos, las recetas médicas y otra información.

Fuente: Guía para elaborar el Plan de Emergencias Familiar, ISP, Inc.