Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.
Dedicar tiempo a planificar los próximos pasos de tu carrera es invertir en tu futuro.
Dedicar tiempo a planificar los próximos pasos de tu carrera es invertir en tu futuro. (Shutterstock)

¿Estás pensando en trabajar en otra empresa, obtener un puesto que tenga responsabilidades diferentes, emprender, volver a la fuerza laboral, cambiar tus horarios de trabajo o aplicar lo que has aprendido en tu industria a una totalmente diferente? ¿Te interesa comenzar a prepararte para hacer algo así más adelante?

¿Estás listo para conocer cuán preparado estás para hacer eso que tanto te interesa?

Haz un círculo en la contestación que indique dónde estás hoy. ¡Comencemos!

1. Pensaste sobre tus estudios, tu experiencia, tu conocimiento especializado y tus necesidades personales (por ejemplo, horarios flexibles para atender situaciones personales).

a. Sí

b. No

2. Decidiste lo que deseas hacer.

a. Sí

b. No

3. Conoces en dónde te gustaría trabajar.

a. Sí

b. No

4. Tienes información sobre las empresas que te interesan incluyendo sus culturas, localidades, horarios de trabajo, beneficios, paga en comparación con el mercado.

a. Sí

b. No

5. Viste que tienen puestos disponibles que te interesan.

a. Sí

b. No

6. Conoces a alguien que ya trabaja de cada empresa o lugar donde te gustaría trabajar.

a. Sí

b. No

7. Te comunicaste con esas personas para conocer más sobre la empresa o lugar donde te gustaría trabajar (lo que se conoce como entrevistas informativas).

a. Sí

b. No

8. Decidiste solicitar algunos de esos puestos.

a. Sí

b. No

9. Confirmaste que cumples con la mayoría de los requisitos de los puestos que te interesan.

a. Sí

b. No

10. Confirmaste que cumples con varios de los requisitos deseables de los puestos que te interesan tales como certificaciones o conocimiento especializado.

a. Sí

b. No

11. Tienes un résumé al día que está basado en tus logros y contribuciones a las empresas en donde has trabajado.

a. Sí

b. No

12. Tienes todos los documentos que necesitas enviar junto con la solicitud.

a. Sí

b. No

13. Puedes explicar lo que estabas haciendo durante cualquier tiempo en el que no hayas estado trabajando si te preguntan.

a. Sí

b. No

14. Sabes cómo adaptar tu résumé para destacar palabras clave (key words) del anuncio del puesto así como la información que es más relevante para el puesto.

a. Sí

b. No

15. Tu dirección de correo electrónico tiene tu nombre y apellido para que facilitar que te reconozcan más fácilmente cuando te comuniques con las empresas.

a. Sí

b. No

16. Los números que aparecen en tu dirección de correo electrónico no tienen nada que ver con tu fecha de nacimiento, graduación, o edad.

a. Sí

b. No

c. No aplica

17. Tus perfiles en las redes sociales están actualizados y te presentan como el profesional que eres.

a. Sí

b. No

18. Participas activamente en discusiones y grupos en las redes sociales más allá de decir “me gusta” (darle Like) o hacer algún comentario como “¡Qué lindo!”.

a. Sí

b. No

19. La información que compartes en las redes sociales te presenta como alguien a quien cualquier empresa quisiera contratar porque no es comprometedora ni pone en duda tu buen juicio por las actividades en las que participas.

a. Sí

b. No

20. Leíste cada pregunta de la solicitud con mucho cuidado antes de contestarla.

a. Sí

b. No

21. Preparaste una carta de intención/presentación que destaca lo más importante que tienes que ofrecer a la empresa, lo que se conoce como tu propuesta de valor, si puedes incluirla.

a. Sí

b. No

22. Enviaste todos los documentos que te pidieron que incluyeras en la solicitud y en el formato que quieren que estén.

a. Sí

b. No

23. Confirmaste que la empresa recibió la solicitud y todos los documentos.

a. Sí

b. No

24. Conoces cómo la empresa te comunicará el progreso de tu solicitud.

a. Sí

b. No

25. Estás listo para solicitar otros puestos hasta que recibas una oferta que cumpla con lo que deseas y necesitas.

a. Sí

b. No

26. Buscas información sobre cómo prepararte para entrevistas de trabajo para estar listo cuando te llamen.

a. Sí

b. No

27. Cuentas con un lugar apropiado para entrevistas virtuales.

a. Sí

b. No

28. Tienes la vestimenta apropiada para una entrevista en caso de que te llamen con poco tiempo de anticipación.

a. Sí

b. No

¿Cuántas preguntas contestaste con “sí”? Mientras más preguntas hayas contestado así, mejor preparado estarás para tomar acción sobre lo que deseas hacer.

Ahora, veamos lo que puedes hacer para que conviertas esas contestaciones de “no” en “sí”.

  • Dedica tiempo a pensar sobre estos temas antes de tomar cualquier decisión sobre tu carrera, pues tus cualificaciones son tu carta de presentación para cualquier oportunidad.
  • Decide lo que deseas hacer antes de lanzarte a buscar oportunidades para que puedas enfocar tus esfuerzos en aquello para lo que estás cualificado y que te interesa.
  • Tu búsqueda de oportunidades será más fácil si tienes algunas ideas sobre dónde te gustaría trabajar tales como empresas particulares. Así podrás profundizar más en las características de esos lugares más allá de la paga y los beneficios.
  • Esta información está disponible en los portales (websites) de las empresas y en otros lugares en la internet. Toda será importante para decidir en dónde te gustaría trabajar. Por ejemplo, si conoces que te tomará dos horas llegar a la localidad en donde tienen puestos disponibles, pudieras desistir de solicitar un puesto en esa localidad.
  • Si por el momento no tienen puestos disponibles en alguna empresa, debes enfocar tus energías en aquellas que sí los tienen.
  • Quien mejor te puede hablar de una empresa es quien trabaja o ha trabajado allí y, mejor aún, si te conoce y puede hablarte de lo que podrías encontrar si te hacen una oferta de empleo.
  • Aprovecha las entrevistas informativas para tener una visión diferente y más personal del lugar antes de solicitar.
  • Escoge cuidadosamente aquellos puestos a los que deseas solicitar para que aumentes las probabilidades de que te llamen para una entrevista porque cualificas.
  • Muy raras veces cumplirás con el 100 % de los requisitos; tendrás más probabilidades de que te llamen para una entrevista si cumples con por lo menos un 60 % de los requisitos del puesto. Aprovecha esta oportunidad para ver qué puedes hacer para aumentar el número de requisitos con el que cumples para un puesto similar en el futuro.
  • Aumentarás las probabilidades de que te llamen para una entrevista al cumplir con más requisitos deseables del puesto. Si no los cumples en este momento, considera tomar cursos, certificaciones o micro-credenciales así como obtener experiencia para prepararte mejor para el futuro.
  • Asegúrate de que tu résumé está al día y que va más allá de una lista de tareas que has realizado en los puestos anteriores de los pasados 10 a 15 años. Incluye cantidades y números siempre que sea posible para que evidencies el impacto de lo que has hecho.
  • Completar la solicitud será más fácil si tienes disponibles todos los documentos que te requieren. Así evitarás interrupciones para buscarlos o atrasar cuándo terminarás de completarla.
  • Hay muchas razones para estar fuera de la fuerza laboral y regresar tales como restructuraciones, cierres de operaciones y decisiones personales, entre otras. Si ese es tu caso, prepara una respuesta sencilla y al grano para que la tengas lista en caso de que te pregunten en la solicitud o en una entrevista.
  • El sistema que usas para solicitar un puesto está programado para reconocer las palabras clave que la empresa incluyó en el anuncio con el propósito de preseleccionar a los candidatos que cumplen con los requisitos del puesto. Asegúrate de que adaptas tu résumé e incluyes todas las palabras clave que sean relevantes para aumentar tus probabilidades de continuar en el proceso de selección para el puesto que te interesa.
  • Evita los apodos y las bromas en tu dirección de correo electrónico personal, pues lo estarás usando para atender asuntos de trabajo que requieren más formalidad. También evita incluir números que pueden dar información personal tuya y que puedan prestarse a interpretaciones incorrectas sobre quién eres.
  • Las empresas verifican los perfiles y el uso de las redes sociales de los candidatos a empleo. Todo lo que presentas por escrito, en fotos o vídeos, debe ser consistente para que te vean como alguien que representaría la empresa correctamente.
  • Aprovecha las discusiones en los grupos de tu interés en las redes sociales para dar a conocer cómo piensas y lo que conoces por la forma en que aportas. Es otra forma de comunicar tu valor a las empresas que estén considerando llamarte para una entrevista.
  • Asegúrate de que entiendes lo que te preguntan antes de completar cada parte de la solicitud. Tómate tu tiempo leyendo y entendiendo lo que te preguntan, para que evites contestar lo que no te están preguntando. Lee tus contestaciones para que corrijas errores antes de enviarla.
  • Hay diversidad de opiniones sobre el valor de las cartas de presentación/intención en las solicitudes de empleo. Te recomendamos que envíes una siempre que puedas para que resaltes tus cualificaciones. Recuerda adaptarla para cada puesto así como lo harás con el résumé.
  • Prepara una lista de cotejo (checklist) con todos los documentos que te pidieron y repásala antes de enviar la solicitud. Así evitarás que la empresa la descarte porque está incompleta.
  • Tan pronto la empresa te confirme que recibió tu solicitud podrás continuar explorando otras oportunidades. Si no recibes la confirmación, comunícate con la empresa para verificar qué pasó, pues los sistemas pueden fallar.
  • Continúa solicitando puestos hasta que recibas una oferta que cumpla con lo que deseas y necesitas. Analízala con cuidado cuando la recibas para que tomes la mejor decisión para ti.
  • Los procesos de entrevista han cambiado en los últimos años y, sobre todo, durante y después de la pandemia de COVID-19. Busca información sobre cómo son ahora y cómo debes prepararte para ese momento. Practica posibles contestaciones a las preguntas comunes y a las que sabes que te resultan difíciles.
  • Prepara un espacio sin distracciones en donde pudieras participar en una entrevista virtual, por si te llaman con poca anticipación. Confirma que tienes el equipo y la conexión de internet que necesitarás para evitar inconvenientes que puedan afectar cómo te presentas.
  • Vístete para una entrevista virtual como si fuera una entrevista presencial. Prepara tu vestimenta con anticipación en caso de que te surja una entrevista de momento para que te puedas enfocar en lo más importante: presentarte como el mejor candidato para el puesto.

Recuerda: Dedicar tiempo a planificar los próximos pasos de tu carrera es invertir en tu futuro.

Para más información, comunícate con nosotras a normadavila47@gmail.com.

Las autoras son directoras de The Human Factor Consulting Group.

💬Ver comentarios