Los padres tienen que enseñarles a sus hijos por qué la figura del abuelo es importante y por qué deben compartir con ellos.
Los padres tienen que enseñarles a sus hijos por qué la figura del abuelo es importante y por qué deben compartir con ellos. (Shutterstock)

Cada integrante de la familia juega un rol único, pero los abuelos y las abuelas tienen un lugar especial en ese núcleo. Para muchas familias, los abuelos y las abuelas son un compás que guía no solo a sus hijos, sino también a sus nietos, a navegar las incertidumbres y los caminos que trae la vida.

En el caso de los nietos, los abuelos y las abuelas cumplen un papel fundamental, pues asisten en su crianza y los ayudan a desarrollar sus habilidades, intereses y talentos temprano en sus vidas y a lo largo de estas, indicó la psicóloga clínica Michelle Mejías Avilés. En esa relación, afirmó, tanto los niños como sus abuelos se benefician.

A continuación, compartimos diez razones por las que los abuelos son importantes en la vida de los niños (y viceversa)

1. Nos muestran empatía

Eso de calzar el zapato de otra persona es algo que los abuelos acostumbran a hacer. Por ejemplo, si un niño está pasando por alguna situación en la escuela, la experiencia de vida de los abuelos los ayuda a transmitirles autocontrol. “Los abuelos pueden ponerse en el lugar de sus nietos y validar sus sentimientos”, sostuvo la doctora Mejías Avilés.

2. Brindan amor incondicional

Los abuelos acostumbran a ser cariñosos con sus nietos. Esto es importante porque así los niños aprenden a expresar sus emociones adecuadamente, dijo la psicóloga. Recordar los besos y los abrazos de los abuelos favorece la autoestima de los niños. De esa forma, se crean seres completos, indicó la experta.

3. Son más pacientes

En ocasiones, los padres cargan mucho estrés, por razones laborales o económicas, y pueden ser impacientes. Los abuelos, que muchas veces ya están retirados, suelen ser más tolerantes a los “regueros” de juguetes o pedidos de los niños, ejemplificó.

4. Fungen como los historiadores de la familia y nos ayudan a crear memorias

Los abuelos son los que llevan la tradición familiar de generación en generación y siempre es importante que cada ser humano conozca su historia. En ese sentido, los abuelos tienen un rol importante a la hora de transmitir los aspectos importantes de la familia –como fechas festivas y anécdotas graciosas, entre otras. Asimismo, estos crean nuevos recuerdos o tradiciones con sus nietos.

5. Nos muestran valentía

Los abuelos, por su edad, tienen una gran capacidad cognitiva que los ayuda a no tener miedo de hacer muchas cosas. Como ejemplo, la psicóloga mencionó que los primeros baños de sus hermanos y de ella se los dio su abuela materna, pues, a su mamá le daba miedo bañarlos, por lo pequeños que eran cuando estaban recién nacidos. En cambio, los abuelos, por su experiencia, pueden guiar a sus hijos y, a la vez, ayudar a sus nietos.

6. Son una fuente de aprendizaje

Hay muchas destrezas que se refuerzan en la casa de los abuelos. Los niños aprenden a realizar diversas tareas, como cocinar (que implica seguir instrucciones), planificar y esperar, explicó la doctora Mejías Avilés.

7. Crean complicidad

¿Qué abuelo no le ha dado dulces o “chavitos” a un nieto? Los niños se sienten contentos con estas sorpresas, y se crea un lenguaje especial entre los abuelos y los nietos. “Estos son vínculos para toda la vida. Con los abuelos, los niños se sienten más seguros de decir ciertas cosas”, mencionó la especialista.

8. Ofrecen sabiduría, consejos y mentoría

Los niños tienen la certeza de que los abuelos podrán contestar cualquier pregunta. Hay ciertos temas acerca de la vida que los abuelos pueden trabajar con facilidad, debido a sus experiencias. Los abuelos pueden decirles a sus nietos ‘yo pasé por esa situación y tienes estas opciones’. “Yo nunca dudé que mis abuelos lo sabían todo”, compartió.

9. Inculcan valores

Los abuelos son modelos y ejemplos para sus nietos, así que son las personas adecuadas para que los niños conozcan la honradez, la honestidad y la humildad, entre otros valores. Cuando los niños son adultos, estos valores se convierten en sus guías de vida.

10. Nos enseñan lo que es el respeto

Muchas veces, los niños son sumamente respetuosos con sus abuelos. Esto se debe a que los abuelos tienden a disciplinar de una manera distinta. En ocasiones, los padres no dejan que los niños hagan algo y cuando el niño pregunta por qué, les responden ‘porque no’. Sin embargo, los abuelos ofrecen una explicación que el niño puede entender. Al hablar de respeto, es importante ver cómo los padres les presentan o tratan a los abuelos, porque, si los niños ven que sus padres no respetan a sus abuelos, tampoco les darán importancia. “Los padres tienen que enseñarles a sus hijos por qué la figura del abuelo es importante y por qué deben compartir con ellos”, concluyó la doctora Mejías Avilés.

💬Ver comentarios