Luis Armando Torres, cofundador de Engine-4, y Carlos Aponte de T-Mobile hablaron de los objetivos del laboratorio de 5G y NBiOT. En la foto se observa el carro robótico que captura datos del suelo y del ambiente para aplicaciones de agrotecnología. (David Villafañe Ramos)

Un carro robótico recoge datos del suelo y del ambiente para transmitirlos en tiempo real por la red 5G de T-Mobile y así optimizar los planes de siembra de los agricultores. Una mesa de cultivo automatizada Farmbot recibe a distancia las instrucciones para sembrar semillas, irrigar y hasta arrancar malas yerbas. Un drone DJI 600 Pro captura en fotos y video los daños a estructuras de difícil acceso para que expertos puedan evaluarlos a distancia y también es capaz de medir de forma precisa la topografía y extensión de fincas enteras.

Estos son apenas tres ejemplos reales de lo que se cocina en el 5G & NB-IOT Open Innovation Lab, que cofundaron la proveedora de telecomunicaciones T-Mobile y el centro de colaboración tecnológica Engine-4 en Bayamón.

Jorge Martel, vicepresidente ejecutivo y gerente general de T-Mobile, junto con su gerente senior de ingeniería Carlos Aponte, y Luis Armando Torres, cofundador de Engine-4, detallaron a ELNUEVODIA.COM los planes presentes y futuros de este espacio de colaboración y desarrollo, que apalanca tanto la red 5G como el protocolo de comunicación dedicado a la interconexión de sensores y dispositivos, conocido como NB-iOT (Narrow Band internet of things).

Martel recordó que T-Mobile lanzó la red 5G en diciembre de 2019 y “la hemos seguido ampliando" a más áreas de todos los municipios, incluidos Vieques y Culebra. Al laboratorio lo concibe, entonces, como el espacio donde “distintos emprendedores puedan desarrollar y venir con ideas que ahora mismo nosotros no podemos ni concebir”.

Nosotros creamos la infraestructura pero es el talento puertorriqueño el que la va a maximizar y proveemos el carril para que eso siga corriendo”, agregó Martel.

El ejecutivo adelantó que, si bien el laboratorio se estrena con proyectos concretos de agrotecnología, también se prevén desarrollos que impacten la transportación, la medicina, así como las pruebas sobre el desempeño de la red 5G en distintas aplicaciones.

Por su parte, Aponte explicó que el laboratorio también explora el uso de NB-iOT, que ven como un canal dedicado para facilitar la conexión a la red de equipos autónomos que requieran mínima intervención humana: “Les vamos a proveer todas las herramientas a nivel de cobertura y capacidad para que estos y otros desarrolladores puedan conectarse a nuestra red directamente”.

Para ilustrar el tipo de proyectos que ya están encaminados, Torres presentó un carro robótico todo terreno que con cámaras y diversos sensores recoge datos como la topografía de un terreno, la composición, nivel de humedad y pH del suelo. Incluso, “una barrena analiza la tierra a más profundidad”, indicó. Según planteó Torres, un equipo móvil como este pondría estudios de suelo, planes de siembra y control de plagas más al alcance de los agricultores pequeños, porque no requeriría pagar por la visita de personal de un laboratorio y en algunos casos ni siquiera sería necesario enviar muestras.

“El NB-iOT lo vamos a usar para los sensores de bajo consumo de datos. Pero al usar video, por ejemplo, usaremos 5G”, mencionó sobre la integración con la red de T-Mobile.

Para adelantar la educación agrícola y el desarrollo de huertos urbanos, en Engine-4 se montó un Farmbot. Esta máquina es una mesa de cultivo automatizada, que se programa para sembrar distintas semillas en lugares en específico, irrigar y nutrir a cada cultivo según unos parámetros específicos, remover malas yerbas y hasta cosechar tubérculos. El monitoreo y varios de los ajustes a esta máquina se pueden hacer de forma remota, usando la red 5G, se informó.

Torres también informó que cuando se reportaron daños a las estructuras del Observatorio de Arecibo, fue con un drone DJI 600 Pro que se pudieron documentar para reducir el riesgo y la dificultad de acercarse a la instalación que está suspendida sobre un sumidero. De forma similar, usando 5G para transmitir video y datos, ese drone puede medir con precisión la extensión y las variaciones topográficas de fincas enteras.

El emprendedor explicó que el laboratorio impulsará también un componente de incubación, que se lanzará más adelante, para que al menos 10 ideas atadas a 5G y NB-iOT se desarrollen como negocios tecnológicos.

El laboratorio es parte del ecosistema global de innovación que T-Mobile está construyendo con otros socios fundadores como como Microsoft, Dell, Intel y Nasa desde su 5G Open Innovation Lab en Seattle.

A su vez, Engine-4 -que tiene un acuerdo de colaboración a largo plazo con el Municipio de Bayamón - mantiene alianzas para este y otros programas con organizaciones locales y marcas globales, entre las que figuran: Hewlett-Packard, Aruba Networks, Fiber X, Microsoft, IBM, Evertec, Intel, Arecibo Radio Telescope, el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación, El Nodo, Ricoh, tredé y ALQMY.