La prioridad de Elon Musk pareciera ser la reducción de gastos y la recaudación de dinero para cumplir con las obligaciones financieras de la red social. (Archivo)
La prioridad de Elon Musk pareciera ser la reducción de gastos y la recaudación de dinero para cumplir con las obligaciones financieras de la red social. (Archivo) (Noah Berger)

¿Alguien quiere un pájaro de Twitter neón por $35,000? ¿Qué tal un mezclador de cocina industrial usado, a buen precio?

Cuando Elon Musk quiere dejar claro algo, puede ser bastante contundente. Tras recortar la plantilla de la empresa y retrasarse en el pago de alquileres y contratos, Twitter, bajo la dirección del multimillonario, está subastando objetos, lujosos muebles de oficina y equipos de cocina profesional de sus oficinas en San Francisco, donde grandes espacios están vacíos y las comidas gratuitas son una reliquia del pasado.

Con la subasta, el mensaje de Musk es doble: llamar la atención sobre los excesos percibidos de la anterior administración de Twitter, al tiempo que señala que la reducción de gastos a toda costa es una prioridad.

Además del pájaro de neón, entre los artículos que más han llamado la atención figuran una estatua de un simple pájaro de Twitter, por más de $30,000, y una escultura del símbolo “@” en una maceta. El equipamiento de cocina profesional, por su parte, se vende por decenas de miles de dólares. Entre ellos, un deshidratador comercial, una freidora y una cafetera espresso semiautomática La Marzocco Strada, que se vende por unos $25,000 (la puja más alta hasta el miércoles por la mañana era de $12,000).

Aun sumando todo, es poco probable que el dinero recaudado en la subasta, que se cierra el miércoles, haga mella en las obligaciones financieras de Twitter.

Musk compró Twitter por $44,000 millones en octubre y la empresa debe pagar unos $1,000 millones al año por intereses como parte del acuerdo. La mayor parte de la riqueza de Musk está ligada a su propiedad de acciones de Tesla, que han perdido más del 40% de su valor desde que adquirió la red social. Vendió acciones de la empresa de vehículos eléctricos por valor de casi $23,000 millones para financiar la compra desde abril, cuando empezó a crear una posición en Twitter. Incluso ha perdido el primer puesto como la persona más rica del mundo, según Forbes.

Twitter, que ya no tiene un departamento de relaciones con los medios, no respondió inmediatamente a un mensaje en busca comentarios el miércoles.

Musk defendió sus extremas medidas de recorte de gastos en diciembre en una llamada nocturna de Twitter Spaces.

“Esta empresa es, básicamente, como si estuvieras en un avión que se dirige hacia el suelo a gran velocidad con los motores en llamas y los controles no funcionaran”, dijo Musk el 21 de diciembre.

💬Ver comentarios