Amazon se está poniendo en el ojo del huracán en EE.UU. (Shutterstock)

Esta semana se conoció una investigación del gobierno de los Estados Unidos hacia el gigante del comercio en internet Amazon por supuesta violación de las normas federales de seguridad. Según la oficina del fiscal general del estado la compañía no proporciona protecciones adecuadas a los trabajadores de almacenes de Nueva York.

En una carta a Amazon de la oficina de la principal abogada de Nueva York, Letitia James, dice que la compañía también puede haber violado las leyes estatales de denuncia de irregularidades por despedir a un trabajador que ayudo en la organización de una protesta.

"Mientras continuamos investigando, la información hasta ahora disponible para nosotros plantea preocupaciones que las medidas de salud y seguridad de Amazon tomadas en respuesta a la pandemia de COVID-19 son tan inadecuadas que pueden violar varias disposiciones de la Ley de Salud y Seguridad Ocupacional y otras pautas federales y estatales”, dice en una carta de la oficina de James obtenida por medios de comunicación nacionales.

Hasta el momento, la oficina del fiscal general de Nueva York declinó hacer comentarios y Amazon no ha respondido la carta, pero en cometarios anteriores dijo que las acusaciones de los trabajadores eran infundadas y que ha tomado medidas extremas para mantener a las personas seguras.

Al comenzar el mes de abril la compañía despidió al trabajador de Staten Island, un isla ubicada en el estado de Nueva York, Christian Smalls, quien ayudó a organizar una protesta exigiendo que se cerrara la instalación luego de varios casos confirmados de coronavirus entre el personal. Sin embargo, Amazon dijo que Smalls fue despedido por violar las medidas de cuarentena y seguridad.

Los entes de investigación dicen estar preocupados ya que sus hallazgos preliminares "plantean una seria preocupación de que Amazon haya dado de alta a Smalls para silenciar sus quejas y enviar un mensaje amenazante a otros empleados de que también deben guardar silencio sobre cualquier problema de salud y seguridad".

El fiscal general de Nueva York también está investigando "otros casos de posibles represalias ilegales". Los funcionarios estatales instaron a Amazon a restablecer Smalls y solicitaron todas las comunicaciones internas de Amazon desde el 1 de febrero sobre las quejas, la organización, las protestas y las manifestacionesde los trabajadores.

Rachael Lighty, portavoz de Amazon, dijo que la compañía respeta los derechos de los trabajadores a protestar, "sin embargo, estos derechos no brindan inmunidad general contra las malas acciones, particularmente aquellas que ponen en peligro la salud, el bienestar o la seguridad de sus colegas".

El gigante de comercio electrónico se ha visto en la obligación de cerrar algunas de sus oficinas para realizar mantenimiento y desinfección y, en varios de sus sitios de trabajo ha repostado casos de contagios entre sus trabajadores que también incluyen una muerte.

Varios de los trabajadores han realizado protestas y denuncias acusando a la compañía de despidos a activistas durante la pandemia y de no recibir los implementos necesarios de salubridad. A pesar de los despidos, Amazon a también ha contratado un alto número de personas debido a la coyuntura.

Estados Unidos no es el único país en que Amazon se ha visto envuelto en problemas, esta semana en Francia se vio obligado a cerrar seis de sus centros de distribución en el país y con licencia paga a los trabajadores afectados, a pesar de que la empresa apeló el Tribunal de Apelaciones de Versalles, confirmó el fallo y le impide a la compañía distribuir artículos que no sean esenciales en medio de la pandemia.


💬Ver 0 comentarios