(semisquare-x3)
Herbert Lewy, gerente general de Microsoft para el Caribe, afirmó que hay un interés generalizado por la inteligencia artificial, y particularmente en empresas de Puerto Rico. (Suministrada)

La inteligencia artificial (IA) ha comenzado a propagarse a gran escala entre diversas empresas que ya incorporan esta tecnología tanto en sus procesos productivos, logísticos o de atención al cliente, como para un uso mayor de datos o para la integración de los sistemas.

Puerto Rico y el Caribe no están exentos de estos avances, y así quedó constatado en el estudio “Inteligencia Artificial y Crecimiento Económico: Oportunidades y Desafíos para América Latina”, presentado recientemente durante el evento de Microsoft sobre inteligencia artificial “AI + tour”.

“Estamos viendo un interés generalizado en esta tecnología desde diversos sectores como solución para la integración de sus sistemas, para el mejor uso de los datos y para la atención de sus públicos”, sostuvo Herbert Lewy, gerente general de Microsoft para el Caribe, al confirmar los resultados del estudio elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para el Crecimiento y la Equidad (CIPPEC), a pedido de Microsoft Latinoamérica.

Implementación local

Algunas de las aplicaciones de IA tienen avances significativos en temas como el tratamiento a niños con capacidades del espectro autista, así como mejoras en los procesos bancarios, y la optimización del proceso de matrícula en entidades educativas como la Universidad Interamericana de Puerto Rico.

“Se habla de la IA como oportunidad de negocio, pero también es una oportunidad para la educación, por medio de esta tecnología estamos dándole calidad de vida a una persona y para mí eso es muy importante”, sostuvo el profesor Bryan Rivera, quien aplica la IA entre estudiantes con autismo y fue uno de los panelistas de la jornada “AI + Tour”.

En el campo de la investigación, se reseñó como ejemplo la labor que realiza el Fideicomiso de Ciencia, Tecnología e Investigación de Puerto Rico (FCTI), que a través de la IA aplicada en su programa de la Unidad de Control de Vectores de Puerto Rico, están logrando automatizar la identificación y clasificación de mosquitos por medio de reconocimiento de imágenes. Esta Unidad de Vectores tiene como propósito reducir la población del mosquito Aedes aegypti y en un año lograron identificar 325,000 mosquitos hembras que fueron atrapadas en trampas colocadas alrededor de la isla. Este hallazgo contribuye a la creación de base de datos para lograr automatizar la identificación de los mosquitos. Lucy Crespo, directora ejecutiva del FCTI, explicó que actividad que se lleva a cabo manualmente, ahora puede ser resuelta en una fracción de tiempo, permitiéndoles escalar su trabajo para prevenir los brotes de contagio del zika, chikungunya y dengue en la isla.

En el rubro corporativo, se presentaron las experiencias de empresas financieras y del sector del “retail”. Uno de ellos es el caso de Banco Popular de Puerto Rico (BPPR), que con el objetivo de lograr ser ágiles para mantener su liderato en el mercado, están utilizando la IA para automatizar procesos operacionales que se llevan a cabo de forma manual, y que pueden ser repetitivos y tediosos, así el recurso humano se puede enfocar en un rol más estratégico dentro de la empresa.

“La institución bancaria tiene ocho ‘bots’ en producción asignados a realizar estos procesos. En el piloto de automatización, de este proceso que antes requería de 20 personas trabajando un aproximado total de 18,000 horas cada año, logramos automatizarlo llevándolo a un total de 48 horas”, detalló Luis Benítez, VP de Digital Workplace del BPPR.

Mientras, Eduardo Marxuach, CEO y Presidente de Supermercados Econo reveló durante el foro que utiliza la IA para obtener información que le sirve de base para establecer sus planes estratégicos operacionales, como, por ejemplo, crear algoritmos para optimizar los precios de los productos e inventarios en sus tiendas, incluida mercancía de temporadas especiales.


💬Ver 0 comentarios