Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cuando los científicos usaron dos imanes en direcciones opuestas, pudieron estirar la gota casi cuatro veces su longitud original. (semisquare-x3)
Cuando los científicos usaron dos imanes en direcciones opuestas, pudieron estirar la gota casi cuatro veces su longitud original. (American Chemical Society)

¿Te imaginas un metal flexible que se pueda deformar y alargar sin llegar a romperse? Pues esto mismo es lo que ha desarrollado un grupo de científicos de la Universidad China de Beihang.


💬Ver 0 comentarios