La compañía dirigida por Mark Zuckerberg detalló que también puede analizar la actividad de las personas (AP).

Facebook confirmó mediante una carta dirigida a los senadores Christopher Coons y Josh Hawley, que puede rastrear la ubicación de los usuarios, aunque éstos tengan desactivada la localización y el GPS.

Esto es posible porque Facebook usa la información que sus clientes y otros proporcionan a través de sus actividades y conexiones a sus servicios.

Un ejemplo de ello es cuando alguien responde a un evento en Facebook para un festival de música local, sube un vídeo etiquetando su ubicación o un amigo lo etiqueta haciendo un check-in en un restaurante, estas simples acciones ya brindaron información sobre la ubicación probable de esa persona.

Incluso, el propio usuario es el mismo que da la información, como cuando uno comparte en dónde vive estableciendo una ubicación en Marketplace o agregando su dirección a su perfil.

La compañía de Mark Zuckerberg también puede usar la dirección IP para obtener una ubicación aproximada, aunque esto puede ser particularmente impreciso o inexacto.

Sin embargo, Facebook justifica el uso de estos datos, argumentando que es con el único fin de que los anuncios y publicaciones patrocinadas se puedan filtrar adecuadamente.

“Por necesidad, prácticamente todos los anuncios en Facebook están orientados en función de la ubicación, aunque la mayoría de los anuncios están dirigidos a personas dentro de una ciudad en particular o alguna región más grande”.

No obstante, Coons, quien ayuda a dirigir el equipo técnico del Comité Judicial del Senado, calificó los esfuerzos de Facebook como "insuficientes e incluso engañosos".

"Facebook afirma que los usuarios tienen el control de su propia privacidad, pero en realidad, a los usuarios ni siquiera se les da la opción de evitar que la compañía recopile y monetice su información de ubicación".

Y agregó: "El pueblo estadounidense merece saber cómo las empresas de tecnología utilizan sus datos, y continuaré trabajando para encontrar soluciones para proteger la información confidencial de los estadounidenses".

Por su parte, Hawley, que regularmente critica a Facebook y recientemente se sentó con Zuckerberg para una reunión de una hora, tuiteó: “No hay opción de exclusión. Sin control sobre su información personal. Eso es Big Tech. Y es por eso que el Congreso debe tomar medidas".

Cabe señalar que, desde hace varios años, la compañía con sede en Menlo Park, California, ha enfrentado acusaciones sobre el uso de la información brindada por los usuarios.

En 2010 “The New York Times” demostró que la aplicación cerraba contratos que otorgaban acceso a los datos comprometiendo la privacidad de los usuarios. No obstante, la restricción a los datos personales se logró hasta el 2015.

En 2013 se acusó a Facebook de utilizar la localización para sugerir amigos a los usuarios.

Este y un sin fin de irregularidades han surgido, sin embargo, la empresa continúa utilizando los datos personales de los usuarios con fines publicitarios, situación que se quiere eliminar en Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios