De las ocho principales aplicaciones para redes sociales, cuatro de ellas son propiedad de Facebook (AP).

Parece que cuando surge un problema en el que los datos que los usuarios comparten en internet se encuentran en riesgo, la mayoría de las veces el nombre de Facebook sale a relucir, y esta vez no es la excepción.

Y es que ahora la empresa de Mark Zuckerberg enfrenta una nueva investigación por parte de una coalición de fiscales generales de Estados Unidos, para determinar si la compañía violó la ley antimonopolio y puso en peligro los datos de los consumidores.

Así lo informó la fiscal general de Nueva York, Letitia James, a través de Twitter. “He comenzado una investigación sobre Facebook para determinar si sus acciones pusieron en peligro los datos de los consumidores, redujeron la calidad de las elecciones de los consumidores o aumentaron el precio de la publicidad”, señala el documento.

"Incluso la plataforma de redes sociales más grande del mundo debe seguir la ley y respetar a los consumidores”, agregó James, que lidera el grupo de nueve fiscales generales de ocho estados y Washington DC que manejan esta investigación.

La plataforma que dirige Mark Zuckerberg también está siendo objeto de un examen paralelo por parte de la agencia que en EE.UU. regula las actividades comerciales (FTC), en coordinación con el Departamento de Justicia.

Aunque la investigación está aún en una fase inicial y podría llevar años para que culmine en una acción concreta, lo cierto es que el anuncio fue suficiente para hacer caer un 2% el valor de Facebook por el temor a nuevas sanciones, o a que se impongan cambios a su modelo de negocio.

Junto con gigantes tecnológicos como Google y Amazon, Facebook ha tenido una presencia dominante en las personas que se conectan a Internet. La empresa posee la red social más grande del mundo, junto con Instagram y el servicio de mensajería WhatsApp.

Cuando se le preguntó a Facebook en el pasado si se consideraba un monopolio, la compañía señaló que "el estadounidense promedio usa ocho aplicaciones diferentes", y que había muchasopciones para las personas si no querían usar Facebook. Lo que la compañía no mencionó es que, de las ocho principales aplicaciones para redes sociales, cuatro de ellas son propiedad de Facebook.


💬Ver 0 comentarios