(horizontal-x3)
Apenas al tercer día de que se implementara la tecnología biométrica, ya se presentó un arresto (AP)

Ahora la tecnología también se ha convertido en una excelente herramienta para que la Policía pueda detectar cualquier tipo de fraude y que los filtros sean más estrictos. Uno de ellos es el reconocimiento facial, un método que resulta casi imposible burlar.

Apenas al tercer día de que en el Aeropuerto Internacional de Washington Dulles se implementara la tecnología biométrica, ya se presentó un arresto.

Se trata de un hombre que intentó ingresar de manera irregular a Estados Unidos, y aunque ya había burlado los controles de rutina, faltaba uno más

Todo ocurrió cuando este sujeto de 26 años, proveniente de un vuelo de Sao Paulo, Brasil, presentó un pasaporte francés al encargado de la aduana, quien procedió a realizar una comparación con este innovador sistema y detectó que el rostro del viajero no coincidía con el del pasaporte que presentó. 

El hombre fue enviado para que se le realizara un examen secundario y ahí descubrieron que llevaba oculto, en la parte inferior del zapato, un documento que lo identificaba como ciudadano de la República del Congo.

“Estaba tratando de ingresar ilegalmente al país, lo arrestamos, lo procesamos y lo devolvimos a Brasil”, relató para NBC News, el director de Aduana, Daniel Matinna. 

De acuerdo con los funcionarios de aduana, este método tiene una efectividad del 99%.

Sin embargo, los críticos señalan que este tipo de tecnología biométrica podría implicar violaciones a la privacidad e incluso la posibilidad de coincidencias erróneas. 

Cabe señalar que la tecnología de reconocimiento facial funciona a base de algoritmos que sirven para unir las características físicas con las fotos y vídeos de las caras de las personas, las cuales están archivadas gracias a las visas, pasaportes y otras fuentes. 


💬Ver 0 comentarios