Jeff Bezos, fundador de Amazon. (EFE)

Nadie está libre de los hackers, ni el mismisimo dueño de Amazon, Jeff Bezos. Su teléfono fue hackeado después de recibir un archivo enviado desde una cuenta utilizada por el príncipe heredero Mohammed bin Salman, afirmaron expertos de Naciones Unidas.

Según el diario Financial Times, el hackeo al móvil de Jeff Bezos ocurrió en el 2018. El periódico estadounidense tuvo acceso al reporte que se hizo sobre el caso, y específica que Bezos y Bin habrían tenido una conversación amistosa el primero de mayo de 2018.

Es por ello que al parecer a Bezos no le fue extraño recibir un mensaje que aparentemente era del teléfono celular de Mohammed bin Salman, en el que se desplegaba un archivo con un vídeo, que al final resultó ser un malware.

Aunque no se sabe con detalle cuál fue el malware que afectó su teléfono, los expertos apuntan a que pudo haber sido un Pegasus.

Ante esta situación, se pidió una "investigación inmediata" a Estados Unidos y sobre la información que indica que el teléfono de Bezos fue intervenido después de recibir un archivo de vídeo MP4 de la cuenta de WhatsApp del príncipe heredero.

Bezos dio a conocer el incidente después de supuestamente ser extorsionado por el tabloide National Enquirer, que dijo que lo amenazó con exponer una foto "bajo la cintura" que se había tomado y otros mensajes privados que intercambió con una mujer con la que salía mientras seguía casado.

El crítico de Arabia Saudí y columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi, fue asesinado por agentes saudíes al interior del consulado saudí en Turquía en octubre de ese mismo año. El periódico fue muy crítico del gobierno saudí después de su asesinato.

"La información que hemos recibido indica la posible participación del príncipe heredero en la vigilancia del señor Bezos, en un intento para influenciar, si no silenciar, elreporteo que The Washington Post hace de Arabia Saudí", dijeron los expertos de la ONU.

Los expertos de la ONU estudiaron un análisis digital forense del iPhone de Bezos, que se les entregó según ellos como relatores especiales de la ONU.

Los archivos, dijeron, revelaron que -a pocas horas de recibir un vídeo de la cuenta de WhatsApp del príncipe saudí- se produjo "un cambio anómalo y extremo de la conducta telefónica", con la transmisión de enormes cantidades de datos en los meses siguientes.


💬Ver 0 comentarios