La recomendación de Microsoft es que todos los equipos que aún utilicen Windows 7 se actualicen a la versión más reciente del sistema operativo. (Micrfosoft)

A solo pocos días de dejar de dar soporte operativo a su sistema Windows 7, la compañía tecnológica Microsoft ha tenido que lanzar una actualización de seguridad por última vez.

Debido a un fallo detectado en la anterior actualización de Windows 7, la compañía se ha visto obligada a ofrecer un parche de seguridad corrigiéndolo. El error hacía que los fondos de pantalla no se pudieran adaptar al tamaño de la pantalla.

La compañía ha advertido a través de su página de soporte que tras instalar la actualización KB4534310 el fondo de escritorio puede volverse blanco con la opción ‘Estirar’.

"Estamos trabajando en una solución y ofreceremos una actualización en una próxima versión que se lanzará a todos los clientes que ejecuten Windows 7 y Windows Server 2008 R2 SP1", ha indicado Microsoft.

En un principio, la actualización que solucionaba el bug solo iba a estar disponible para los clientes corporativos que habían pagado por el soporte extendido (Windows 7 Extended Security Updates). Sin embargo, finalmente ha decidido abrir el parche a todos los equipos con Windows 7 y Windows Server 2008 con Service Pack 1.

A pesar de este inconveniente de último momento, Microsoft continúa con su decisión de dejar de dar soporte, desde el pasado 14 de enero, al sistema operativo Windos 7.

Esto significa que los usuarios, si bien podrán seguir utilizando el sistema, ya no tendrán más actualizaciones de seguridad y, por lo tanto, sus computadoras serán más vulnerables a virus y programas maliciosos.


💬Ver 0 comentarios