Uno de los aspectos a los que más se podrá sacar provecho es al SSD (Shutterstock).

La nueva consola de Sony se llamará PlayStation 5, y será a finales del 2020 cuando los usuarios puedan tenerla entre sus manos.

Así lo confirmó Jim Ryan, CEO de Sony Interactive Entertainment, durante una reciente entrevista con el sitio WIRED, en la que además describió algunas especificaciones.

Entre estas destaca un nuevo motor de vibración en el control que, según la empresa, dará una mayor inmersión en los juegos gracias a que tendrá diferentes niveles.

Los botones L2 y R2 también recibirán una tecnología llamada adaptive triggers, la cual permitirá a los desarrolladores programar la resistencia de éstos para tener diferentes sensaciones dependiendo del juego.

De esta manera, la resistencia será diferente si estamos acelerando un vehículo o si estamos tensando una flecha para lanzarla.

Otra de las revelaciones más importantes es que los juegos físicos del PlayStation 5 usarán discos ópticos de 100GB que se insertarán en un drive óptico.

Además, a través de un comunicado en su blog oficial, Sony anunció que uno de los aspectos a los que podrán sacarle provecho es a la inclusión de una unidad de estado sólido (SSD), ya que los jugadores podrán elegir qué parte del juego instalar para administrar mejor el almacenamiento.

Por ejemplo, se podría instalar solo el multijugador, o instalar todo el juego, y desinstalarlo una vez que se haya terminado, dejando solo el multijugador en la consola.

Otra de las mejoras vendrá en la interfaz de usuario, ya que los servidores de juegos multijugador proporcionarán información de qué actividades están haciendo tus amigos, permitiendo unirte a ellas de forma casi instantánea sin necesidad de pasar por todo el proceso de inicio del título.

Lo cierto es que la PlayStation 5 podría llegar con muchas más sorpresas, aunque tendremos que esperar hasta fines del próximo año para conocerla finalmente.


💬Ver 0 comentarios