El producto terminado aún está a un año de poder utilizarse. (Bloomberg)

Jing Wang pasó los últimos años desarrollando un sensor que mide los gérmenes en el aire. Entonces, cuando se produjo la pandemia de COVID-19, pensó que podría modificarlo para que detectara el nuevo coronavirus.

El sensor podría ser útil en áreas muy concurridas como hospitales, estaciones de tren o salones, dijo Wang, profesor del Instituto de Ingeniería Ambiental del Instituto Federal Suizo de Tecnología, en Zúrich. El dispositivo, todavía en desarrollo, es lo suficientemente sensible como para distinguir la diferencia entre el nuevo patógeno y el virus del SARS que se extendió por el mundo en 2003.

Una alarma para la COVID-19 podría ser útil mientras los investigadores trabajan en la elaboración de una vacuna. El coronavirus ha matado a más de 184,000 personas en todo el mundo y ha llevado a millones a encerrarse en sus hogares para frenar su propagación.

“Para combatir el virus, o cualquier epidemia, es muy importante tener alertas tempranas”, dijo Wang. “El sensor da la oportunidad de actuar de inmediato”.

El dispositivo se basa en pequeñas estructuras de oro que contienen moléculas sintéticas que coinciden con el material genético único del coronavirus. Cuando el material en el aire del Sars-CoV-2 se adhiere a su equivalente sintético, el sensor verifica su identificación antes de enviar una señal de alerta.

Utilizando fondos del instituto, el equipo de Wang todavía está alimentando manualmente las muestras al sensor, ingresando la señal en una computadora y analizándola. Antes de que pueda llevarse a terreno, necesita sistemas para extraer aire y concentrar partículas virales. La ayuda de las empresas de tecnología y fabricación podría acelerar ese proceso, así como la recopilación y automatización de datos, dijo Wang.

Mientras que el producto terminado aún está a un año de poder utilizarse en terreno, los investigadores han estimado que encontrar una vacuna tomará de 6 a 18 meses. También podría ser importante tenerlo si el brote actual se repite en oleadas posteriores, dijo Wang.


💬Ver 0 comentarios