El niño recibió un moderno regalo: un AirPod de Apple. (Shutterstock)

No cabe duda que los accidentes pasan y nadie estamos exentos, mucho menos los menores. Eso fue justo lo que le pasó a un pequeño de siete años en DeKalb, Georgia, durante las recientes celebraciones de Navidad.

El niño recibió un moderno regalo: un AirPod de Apple (audífonos inalámbricos). Pero la historia terminó en alarma luego de que el menor fuera llevado al hospital después de que se tragara uno de los auriculares de su gadget nuevo.

Su madre, Kiara Stroud, señaló a los medios de comunicación en Georgia que el equipo permanecía conectado al teléfono del menor: “Él estaba diciendo ‘mamá, no quiero mi teléfono, no quiero estar cerca de él y poner música’, pensé que estaba loco”.

El niño fue recibido en el área de emergencias del Hospital de Egelston en Atlanta.

“(La doctora) Ella mencionaba ‘¿un AirPod? Nunca había escuchado sobre ellos’ y yo le decía que era un sistema inalámbrico”, señalaba Stroud a la prensa local.

Los médicos le tomaron radiografías y pudieron ver que el AirPod justo debajo de su caja torácica.

"Estaba muy nervioso. Pensó que iba a estar en problemas. Así que, ya sabes, le aseguramos que está bien", dijo Stroud al sitio WHP.

Luego dieron una noticia sorprendente a los familiares del accidentado: decidieron que la mejor opción era dejar que el AirPod salga solo.

Así que eso fue justo lo que ocurrió, el niño expulsó el AirPod unas horas después en el baño y ahora se encuentra bien, aunque muy asustado.


💬Ver 0 comentarios