Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Un nuevo enfoque tecnológico para el gobierno (horizontal-x3)
Los ajustes necesarios a nivel gubernamental se extienden al reclutamiento de talento y el seguimiento a proyectos de gran envergadura. (Shutterstock)

Visualice la siguiente situación: usted está llenando su planilla de contribución sobre ingresos a través de la página de Internet del Departamento de Hacienda. En vez de llenar cada blanco del formulario como si fuese un papel en blanco, el documento electrónico se llena de forma casi automática, llenando información que usted ha entrado en ocasiones anteriores, y haciendo el proceso más rápido y cómodo.

Fuera de una situación hipotética, dicho ejemplo se ha tornado realidad en países como Finlandia y Estonia, por nombrar solo algunos, y tipifica el enfoque que muchas naciones están tratando de emular, según Tom Loosemore, un experto en servicios digitales de gobierno con casi 20 años de experiencia.

Loosemore fungirá como uno de los conferenciantes principales en el evento titulado “Dear Fiscal Board”, a llevarse a cabo hoy a las 6:00 p.m. en las facilidades de Piloto 151 en el Viejo San Juan. El evento, organizado por Giancarlo González, quien fuera el principal oficial de Información del Gobierno de Puerto Rico, buscar realzar el rol que puede ejercer la tecnología digital en mejorar la prestación de servicios gubernamentales.

“Puerto Rico enfrenta unos retos fiscales y económicos sin precedentes, lo cual crea una necesidad urgente para efectuar cambios radicales igualmente sin precedentes”, indicó González. “La única constante en esta ecuación es el rol de lo ‘digital’, ya sea en servicios de gobierno, educación cuidado de la salud, eficiencia, transparencia y oportunidades de desarrollo económico”.

El uso de tecnología digital para transformar los servicios del gobierno es un tema del cual Loosemore está particularmente versado. Además de ser el fundador de Servicio de Gobierno Digital en el Reino Unido, Loosemore lideró el desarrollo de la plataforma en línea GOV.UK y redactó en el 2012 el documento de estrategia digital gubernamental de la nación europea, a través del cual se coordinaron las operaciones digitales de 18 agencias públicas. Como resultado, una encuesta llevada a cabo por las Naciones Unidas en el 2016 colocó al Reino Unido en la primera posición del índice de desarrollo de gobierno electrónico, o “e-government”.

En conversación con El Nuevo Día previo a su participación en el evento de “Dear Fiscal Board”, Loosemore abundó sobre los elementos necesarios para llevar a cabo una verdadera transformación digital en el gobierno de la Isla.  “Pienso que Puerto Rico tiene una oportunidad tremenda para avanzar en este renglón, deberían lograr más”, señaló, citando casos recientes como el de Argentina, el cual en años recientes también ha enfrentado severos problemas fiscales. “Ellos se están moviendo a pasos agigantados, aunque todavía quedan retos. Si puedes mejorar transacciones gubernamentales simples por la vía digital, tales como llenar un formulario en línea, eso libera fondos públicos que permiten brindar mejores servicios a las personas que más lo necesitan”.

Por otro lado, quizás no es sorpresa que la implementación de estrategias digitales requiere cambios fundamentales en la manera en que el gobierno funciona. “La manera en que los gobiernos abordan cualquier situación está basada en pensamientos que datan de hace 25 o 30 años, antes de la era de la internet”, dijo Loosemore. “La mayoría de los gobiernos ha brindado servicios basados en el papel; simplemente pasan el documento al internet con toda la fricción e ineficiencia que eso representa”.

Los ajustes necesarios a nivel gubernamental se extienden al reclutamiento de talento y el seguimiento a proyectos de gran envergadura. “Definitivamente necesitas personas que han desarrollado productos excelentes en la era de internet”, enfatizó el experto. “No necesariamente tienen que ser de Google o Amazon, pero sí deben ser personas capaces de formar equipos multidisciplinarios, con una buena cultura. Este tipo de ‘aprendizaje cruzado’ es algo que los gobiernos encuentran difícil de entender”.

“También, la naturaleza de los proyectos digitales es muy diferente a los proyectos del cual un gobierno está acostumbrado. No se trata de un proyecto de infraestructura que se le asigna fondos y se deja por terminado una vez se complete; se trata de lanzar el servicio, recoger la reacción de los usuarios y hacer los ajustes correspondientes. Es una forma radicalmente diferente de pensar”, añadió.


💬Ver 0 comentarios