Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Europa tiene muchos más ríos navegables que cualquier otra región del mundo. Estos se han usado como una importante vía de transportación para el traslado de comida y bienes desde la Edad Media. Por eso, y contrario a muchas ciudades de otras partes del mundo, incluyendo Estados Unidos, que están alejadas de las riveras, muchas ciudades europeas y sus ríos son como uno para el otro. Es como si tuvieran un pacto indisolube con el tiempo. En la historia de la navegación por ríos europeos, el Rhin tiene un papel fundamental. Es el mayor de Europa Occidental y sus 820 millas de largo recorren Suiza, Austria, Francia, Alemania y Holanda. Aunque tras su historia y leyendas también hay tragedias, como las fuertes inundaciones que las han afectado a través de los años, estos ríos hoy no hablan de tristeza, más bien hablan de tradición, de la perseverancia de su gente y las costumbres de los habitantes de sus ciudades y regiones.

💬Ver comentarios