Medidas de seguridad en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín. (Suministrada/ TSA)
Medidas de seguridad en el Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín. (Suministrada/ TSA)

En los tiempos que vivimos, en que la única constante es el cambio, se reciben nuevas instrucciones frecuentemente, y todos están teniendo que acostumbrarse a esas nuevas normas. Esto aplica también a los viajeros, quienes deben estar informados sobre cómo van evolucionando los procedimientos para viajar.

Los cambios más recientes incluyen los de la Administración de Seguridad en el Transporte (TSA), una agencia del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos. Ellos hicieron modificaciones recientemente, con lo que buscan facilitar el paso de viajeros por los puntos de seguridad de los aeropuertos, y que los viajeros así como el personal que trabaja en la agencia, se mantengan seguros y saludables.

left
left

Hemos visto que ha comenzado a aumentar el flujo de pasajeros, aunque el tráfico ahora será entre 15 a 20% del volumen de lo que vimos el año pasado en la misma fecha. Con lo que estamos viviendo ahora producto de la pandemia del coronavirus lo que queremos es que la experiencia de viaje le de confianza a los pasajeros y a nuestros empleados”, dijo José G. Baquero, director de Seguridad Federal de la agencia para Puerto Rico e Islas Vírgenes Americanas.

Baquero explicó que los cambios introducidos por TSA serán notados de inmediato por quienes viajan y que fueron establecidos para cumplir con estos requisitos de salud, pero sin afectar la seguridad de los viajeros. Entre ellos hay medidas de distanciamiento social en las filas y también divisiones de plexiglass que se han instalado para proteger tanto al pasajero como al oficial de TSA, cuando se muestra el pase de abordar y los documentos.

Además al pasar por el puesto de seguridad todos deben tener mascarillas. Nuestros oficiales la tendrán, pero los pasajeros también, aunque es posible que se les pida que las remuevan para fines de identificación. Pero eso es algo muy rápido, inmediatamente deberán ponérselas de nuevo”, añadió.

Una recomendación que hacen a los viajeros es que todos sus artículos como reloj y cartera, que usualmente se colocan en las canastas plásticas o contenedores que se encuentran antes de pasar por los rayos X, se pongan en la maleta de mano. De esa manera evitan el contacto directo con esos contenedores, aunque de estos son desinfectados completamente cada noche.

Los viajeros que llevan snacks o algún tipo de comida preparada, deben ponerlos en bolsas plásticas selladas, tipo zip lock, para que se pueda ver su interior sin tener que tocarse el producto o sacarlo del equipaje, al pasar por las máquinas de rayos X.

La Regla del 3-1-1 sigue pero con excepciones

Sari Koshetz, portavoz de TSA para varias regiones, incluyendo Puerto Rico y Florida, explicó que la regla del 3-1-1 sigue vigente y que esta requiere que los líquidos se pongan en una bolsa transparente del tamaño de un cuarto (los líquidos deben ser como siempre de 3.4 onzas o menos).  

La regla, que la mayoría de los viajeros han integrado muy bien a sus protocolos normales de viaje, solo permite una de estas bolsas por persona y que esta sea puesta por separado en uno de los recipientes al pasar el puesto de seguridad. Sin embargo, ahora por la pandemia se permite llevar desinfectante de manos líquidos de hasta 12 onzas, solo uno por persona, de manera que los pasajeros puedan usarlo frecuentemente si lo desean, en el aeropuerto o en el avión.

“También se pueden llevar toallitas desinfectantes igual que siempre y spray desinfectantes, pero estos últimos no deben ser más grande de 3.4 onzas. Como usual si el viajero lleva medicinas, leche materna o fórmula para bebés, más grandes que ese tamaño, se lo debe informar al oficial. Además es vital que revisen siempre la lista de accesorios o productos prohibidos antes de empacar, eso agiliza siempre el proceso del chequeo”, dijo Koshetz.

Al contrario de lo que pueda pensarse, TSA no recomienda llegar con demasiado tiempo de anticipación al aeropuerto. “Nuestro proceso fluye muy bien y el tiempo lo tenemos en solo 10 minutos en promedio, por lo tanto recomendamos llegar con las dos horas reglamentarias, para los vuelos domésticos”, explicó Baquero, quien dijo que así evitan tener personas por demasiado tiempo en las áreas de salida.

TSA igualmente recomienda a todos los viajeros a que sigan las normas establecidas por los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (CDC), con todas las reglas de higiene y sugieren especialmente que se laven bien las manos antes y después de pasar por los puntos de seguridad del aeropuerto.