La meteoróloga resaltó las más recientes estadísticas de climatología informadad por la NOAA y la NASA, con respectos a las temperaturas globales. Asimismo, detalló lo que se espera para este fin de semana con la llegada de un sistema frontal.

El 2022 se posicionó como el sexto año más caliente en récord, desde que se tienen registros, luego de que la temperatura promedio de la superficie del planeta superó el promedio del siglo 20, informó este jueves el Centro Nacional de Información Ambiental de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NCEI/NOAA, en inglés).

En su informe de eventos climatológicos del año 2022, la dependencia federal precisó que la Tierra tuvo una temperatura promedio de 1.55 grados Fahrneheit (°F) o 0.86 grados Celsius (°C), lo que implica que superó por 0.04 °F (0.02 °C) el valor acumulado durante el 2021, año que hasta hoy era el sexto más caliente y ahora baja a la séptima posición.

Para llegar a estas conclusiones, el NCEI considera su récord climatológico que comprende desde el 1880 al 2022. Mientras, la temperatura promedio a nivel global se calcula al combinar los valores de temperaturas tanto en la superficie como en los océanos.

Además, la temperatura global del 2022 es la número 46 que, de forma consecutiva desde el 1977, está por encima del siglo pasado, al menos nominalmente.

La agencia resaltó que la temperatura del planeta tierra mostraba, desde 1880, un incremento consistente de unos 0.14 °F por cada década. Sin embargo, desde el 1981, ese incremento promedio en cada década es de 0.32 °F (0.18 °C).

Gráfica que muestra todas las anomalías de temperatura global, por año, que corresponden al archivo de datos climatológicos de la tierra. El azul son valores por debajo de lo normal y el rojo por encima de lo normal.
Gráfica que muestra todas las anomalías de temperatura global, por año, que corresponden al archivo de datos climatológicos de la tierra. El azul son valores por debajo de lo normal y el rojo por encima de lo normal. (NCEI/NOAA)

Se observaron temperaturas mucho más cálidas que el promedio en la mayor parte del mundo durante 2022. Se midieron temperaturas récord en partes de Europa, el sur de Asia y el norte y suroeste del Océano Pacífico, así como en los océanos Atlántico y Pacífico sureste”, resalta el informe.

De hecho, entre las conclusiones, la agencia destacó que cada uno de los meses del pasado año promediaron temperaturas globales que se ubicaron entre las primeras 10 más cálidas en récord. El mes más cálido del año fue marzo, con una temperatura global de 1.69 °F (0.94°C) por encima del promedio del siglo 20.

Al tiempo, el NCEI resaltó que el contenido calórico global en los océanos (OHC, en inglés) marcó, el año pasado, un nuevo récord, superando el de 2021. Este valor se mide tras analizar el contenido de calor entre la superficie de los océanos hasta 2,000 metros de profundidad. Los cuatro valores de OHC más altos han ocurrito en los pasados cuatro años (2019-2022).

“El contenido de calor del océano (OHC) es esencial para comprender y modelar el clima global, ya que más del 90 % del exceso de calor en el sistema de la Tierra es absorbido por el océano. Además, la expansión debida al aumento del calor del océano contribuye al aumento del nivel del mar”, explicó la agencia.

Al momento de esta publicación, no estaba disponible el resumen anual de la climatología en Puerto Rico que corresponde al año 2022. El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan comparte dichos análisis el día 15 de cada mes.

Comportamiento de ciclones tropicales

Del total de 88 ciclones que se nombraron el año pasado, 14 surgieron en la cuenca tropical del océano Atlántico.

El informe establece que de los 14 que se formaron en el Atlántico, cuatro permanecieron como tormentas tropicales, ocho alcanzaron fuerza de huracán y dos se fortalecieron a una huracanes intensos (categoría 3 a 5 en la escala de vientos Saffir-Simpson).

Además, el 2022 se convirtió en el tercer año, desde que se tienen registros, en el que no hubo actividad ciclónica durante el mes de agosto, cuya conducta climatológica resalta por ser el período en el que inicia el pico de la temporada de huracanes. Un hecho similar solo había ocurrido en los años 1961 y 1997.

En cuanto a territorio de Estados Unidos, cuatro ciclones afectaron porciones de la nación en el pasado año: los remanentes del tifón Merbok, en Alaska; el huracán Fiona, en Puerto Rico; y los huracanes Ian y Nicole, en Florida.

Fiona quedó en el libro de desastres climatológicos levantado por la NOAA como el huracán que dejó más de dos pies de agua (24 pulgadas) en porciones de Puerto Rico. El resto de la isla acumuló, de forma generalizada, entre 12 a 18 pulgadas.

Asimismo, Ian fue nombrado el tercer huracán más costoso en la historia de Estados Unidos, con una cifra estimada de $112.9 billones ($112,900 millones), solo por detrás de Katrina (2005) y Harvey (2017).

Según estimados del gobierno federal, recopilados por la NOAA, Estados Unidos acumuló un total de $165 billones ($165,000 millones) en pérdidas durante el 2022 a consecuencia de desastres naturales. Dicha cifra es la más alta en récord, según la agencia.

El NCEI añadió que en los pasados siete años (2016-2022) han muerto 5,000 personas a consecuencias de desastres naturales en Estados Unidos. Para ese mismo período, el costo en pérdidas supera el trillón de dólares ($1,000 billones).

💬Ver comentarios