Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Vista aérea del embalse de Taynoye en una zona boscosa de la isla rusa de Sajalín.
Vista aérea del embalse de Taynoye en una zona boscosa de la isla rusa de Sajalín. (The Associated Press)

Moscú — Una isla rusa al norte de Japón está poniendo a prueba los esfuerzos de Moscú por compatibilizar su preciada producción de combustibles fósiles con la necesidad de hacer algo para controlar el cambio climático.

💬Ver comentarios