Esta imagen tomada del canal de la NASA muestra la cápsula Orion, acercándose a la Luna, el lunes 21 de noviembre de 2022.
Esta imagen tomada del canal de la NASA muestra la cápsula Orion, acercándose a la Luna, el lunes 21 de noviembre de 2022. (The Associated Press)

Florida- La cápsula Orión de la NASA llegó el lunes a los alrededores de la Luna y voló sobre el lado oscuro del satélite para aproximarse a la superficie lunar mientras se prepara para colocarse en una órbita sin precedentes con maniquíes de prueba en lugar de astronautas.

Es la primera vez que una cápsula visita la Luna desde el programa Apolo de la NASA hace 50 años, y representa un enorme hito en el vuelo de prueba de $4,100 millones que inició el miércoles pasado.

Las imágenes de la enorme Luna y de nuestro planeta azul a más de 370,000 kilómetros de distancia asombraron a los trabajadores en el Centro Espacial Johnson de Houston, donde se ubica el Control de Misión, según el director de vuelo Judd Frieling. Incluso los mismos controladores de vuelo quedaron “sumamente impactados”.

“Todos sonreían”, dijo el director del programa Orión, Howard Hu.

La aproximación a 81 millas ocurrió mientras la cápsula y sus tres maniquíes se encontraban en el lado oscuro de la Luna. Debido a la falta de comunicaciones durante media hora, los controles de vuelo en Houston no sabían si un encendido vital del motor había salido bien hasta que la cápsula salió por el otro lado. Las cámaras de la cápsula enviaron una fotografía de la Tierra, un pequeño punto azul en medio de la oscuridad.

La cápsula rebasó los 5,000 millas por hora (mph) mientras recuperaba contacto radial, informó la NASA. Menos de media hora después, Orión pasó por encima de la Base Tranquilidad, donde Neil Armstrong y Buzz Aldrin alunizaron el 20 de julio de 1969. No hubo imágenes debido a que el vuelo ocurrió en la oscuridad, pero los directores prometieron intentar tomar fotografías en el sobrevuelo de regreso en un par de semanas.

Orión necesitaba de asistencia gravitatoria para alcanzar velocidad suficiente para ingresar a la asimétrica órbita lunar. Se realizará un nuevo encendido del motor para colocar a la cápsula en esa órbita el viernes.

El fin de semana, Orión despedazará el récord de distancia de la NASA para una nave espacial diseñada para astronautas: casi 250,000 millas de la Tierra, que impuso el Apolo 13 en 1970. Y seguirá avanzando hasta alcanzar una distancia máxima de la Tierra de casi 270,000 millas el próximo lunes.

La cápsula pasará cerca de una semana en órbita lunar antes de volver a la Tierra. Se tiene planeado que la cápsula caiga en el Pacífico el 11 de diciembre.

Orión no cuenta con un vehículo para descenso lunar, y no alunizará hasta que los astronautas de la NASA lo intenten en 2025 con la nave Starship de SpaceX. Los astronautas subirán a Orión para sobrevolar la Luna posiblemente en 2024.

El administrador de misión, Mike Sarafin se mostró encantado con el progreso de la misión, calificándola con “un 10 cautelosamente optimista” hasta ahora.

El cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial -el más potente que haya construido la NASA- superó las expectativas en su presentación, dijo Sarafin a la prensa. Añadió que los equipos están lidiando con dos problemas que requieren soluciones alternativas: uno con los rastreadores de navegación estelar y otro en el sistema de propulsión.

Sin embargo, el cohete de 322 pies causó más daños de lo previsto en la plataforma de lanzamiento del Centro Espacial Kennedy. La fuerza de 8.8 millones de libras de empuje de despegue fue tal que desprendió las puertas del elevador, que quedó inservible.

Sarafin dijo que los daños en la plataforma se repararán con tiempo de sobra antes del próximo lanzamiento.

💬Ver comentarios