Después de siete años de arduo trabajo en diseño, construcción y pruebas, el satélite boricua será lanzado en una misión conjunta de la NASA y la compañía SpaceX.

El 12 de marzo de 2021 pasará a la historia como el día en que Puerto Rico envió su primer satélite al espacio.